Niños asesinados en El Valle fueron sepultados en el cementerio general del sur

Los menores de edad fueron abusados sexualmente y ejecutados por José Manuel Morgado Bello, venezolano de 48 años, quien resultó muerto en un operativo en los Valles del Tuy.

Caracas. José Manuel Morgado Bello asesinó con una mandarria a cuatro niños en el interior de una vivienda ubicada en la calle 8 del barrio 70 de El Valle en Caracas, el pasado viernes 14 de septiembre. Tres de los menores de edad eran hermanos. Fueron identificados como Roxana Alexandra Conde Graterol  de 10 años de edad, estudiante de segundo grado, Julianyerli Valeria Conde Graterol, de 4, Jonas Jonneiker Conde Graterol, de 1 y Humberto Ruiz de 10 años de edad.

El victimario, también conocido como “El Zapatero” murió durante un procedimiento del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), adscritos a la subdelegación de Ocumare del Tuy. El hecho ocurrió el sábado 15 de septiembre en el sector Las Quebraditas, de la carretera Cúa-San Casimiro, en jurisdicción del municipio Urdaneta, estado Miranda.

De acuerdo a la versión oficial, los uniformados andaban tras la pista de Morgado y cuando lo avistaron en el mencionado lugar  el individuo se les enfrentó y resultó herido. Lo trasladaron al hospital Dr. Osio de Cúa, donde fue ingresado sin vida. De acuerdo a la minuta policial portaba una escopeta.

“Si mi cuñada no se hubiera llevado a su otro hijo, también lo hubiera matado y la dejaban sin nadie. Ella siempre lo ayudaba a él, le daba comida. Nunca le vio malas intenciones. Yo no tengo cara para decirle a mi hermano que sus niños murieron ”, dijo una de las tías de los muchachos.

Por su parte, según informó El Pitazo, la mamá  de los niños había salido a llevar comida a su esposo que está detenido. Mientras, Morgado Bello pasó por la casa y al percatarse de que los niños estaban solos convenció a la mayor de que le abriera la puerta. La pequeña accedió, ya que conocía al individuo, pues en otras ocasiones le había regalado golosinas.

Las autoridades concluyeron que una vez que el hombre ingresó al inmueble se llevó a los tres niños a su casa. Allí al parecer abusó de la niña y luego la mató, al igual que a sus dos hermanos. En ese preciso momento, Humberto Ruiz caminaba por las afueras de la residencia. Morgado lo vio y lo introdujo en la vivienda y también le segó la vida para no dejar testigos.

El Director del Cicpc,  Douglas Rico, informó que el homicida tenía registros por robo y hurto. Además había abusado y matado a otras dos hermanas de 4 y 11 años. Por su parte, manifestó que el victimario se había radicado en El Valle desde el año 2002 aproximadamente y que vivía solo. La comunidad lo conocía por su buen trato a los niños. Al parecer, siempre les ofrecía chucherías y caramelos.

Los funcionarios del Cicpc lo encontraron por “fuentes documentales”, es decir, revisaron sus datos del Saime y determinaron la dirección de habitación que registró la última vez que renovó su cédula de identidad. Esa información arrojó como resultado una vivienda en el sector La Quebradita de Nueva Cúa, en Valles del Tuy. De inmediato, una comisión del Cicpc de Ocumare fue activada para este rastreo y llegaron al sitio en horas de la noche. Efectivamente el hombre estaba en la vivienda en compañía de una de sus dos hijas.

Fotos ReporteYa /El Pitazo / NTN24

Lee también
Funerarias de Caracas y Aragua lanzaron cadáveres en un clausurado cementerio de Maracay

Participa en la conversación