En la noche del 25 de diciembre hubo 28 detenciones y este martes amanecieron custodiados por la GNB algunos negocios del estado Bolívar.

Ciudad Guayana. Este diciembre, en Ciudad Bolívar, capital del estado, hay otro espíritu además del navideño: el espíritu de las protestas.

Al igual que en el último mes de 2016, cuando el decreto de eliminación del billete de 100 bolívares desató una rebatiña en más de 500 negocios, esta temporada ronda aquel fantasma, más persistentemente que las gaitas, los aguinaldos y los villancicos detrás del Orinoco.

En la tarde de este 25 de diciembre, todo comenzó con lo que según versiones oficiales fue “una entrega controlada” de bebidas alcohólicas: un convenio entre los dueños de la licorería y la comunidad de La Alameda, adyacente al Jardín Botánico del Orinoco, en el casco central de la ciudad.

Ese cliché periodístico de la “tensa calma” sirvió para definir lo que pasó durante las próximas horas: frente a varios negocios de los barrios Las Moreas y La Sabanita se concentraron grupos que parecían tener la intención de ingresar a los negocios.

Hasta ahora

Los despliegues policiales y militares, represión incluida, impidieron —hasta el mediodía del 26 de diciembre— los intentos de penetrar a los negocios y que se alcanzara la magnitud de hace un año. En la noche del 25 de diciembre, en Los Coquitos, un comercio fue saqueado: Comercial 2018 Wu, un abasto de propietarios chinos.

Las zonas vulnerables despertaron militarizadas: Redoma del Hospital Psiquiátrico, Las Moreas, Los Coquitos y Marhuanta.

Hubo intentos de hurtos en franquicias como Makro y Traki, pero también en negocios pequeños, especialmente licorerías y abastos. En Súper Baratón, uno de los afectados el año pasado, hay un despliegue militar, al igual que en El Diamante, otro de los supermercados más importantes de la ciudad.

Lee también
El cobre pasa de la basura en Táchira a Cúcuta
Algunos negocios amanecieron custiodado por la GNB.

El alcalde de Heres, Sergio Hernández —del Partido Socialista Unido de Venezuela— escribió en su cuenta de Twitter: “Hago un llamado a la calma, ya los organismos de seguridad están en las calles”.

Hasta la tarde de este martes han sido detenidas 28 personas y se registró una protesta frente a una licorería en Marhuanta. Hay miedo de que ocurra algo igual que el año pasado.

Fotos: Cortesía



Participa en la conversación