El portero del Caracas FC afronta su segunda final en dos semanas luego de compartir con la comunidad de Nuevo Horizonte.

Caracas. No había pasado una semana desde la final del Mundial Sub 20 y ya Wuilker Fariñez estaba sentado en el banquillo de suplentes del Caracas FC para disputar las semifinales del torneo Apertura. En realidad, el portero de la Vinotinto ha tenido una agenda muy apretada tras el subcampeonato de Corea del Sur y desde este domingo define otro título, esta vez el doméstico con los avileños, que visitan en el primer partido al Monagas en Maturín.

“No esperábamos tanto cariño. Todavía estamos tratando de asimilar todo esto. No tengo palabras para describir tanta emoción en estos últimos días”, contaba Luis Fariñez, padre del joven de 19 años que recibió un reconocimiento de su club en la vuelta de las semis ante Deportivo La Guaira. Días antes, el subcampeón mundial regresó a compartir con la comunidad del barrio Nuevo Horizonte en Catia, donde creció y dio sus primeros pininos en el fútbol.

“Para mí es un honor y un orgullo estar aquí en mi barrio, mi sector que siempre me han apoyado, siempre me han enseñado en esta cancha donde aprendí muchísimo. Contento por todo el recibimiento que he tenido. Espero ayudarlos al máximo con todo lo que necesiten, para eso estamos”, comentó Wuilker en el homenaje en el que firmó autografos, se tomó fotos, visitó canchas, entregó balones y derrochó humildad y simpatía, características que distinguen al guardameta caraqueño.

Candado rojo
Lejos de la popularidad de Fariñez por la gesta mundialista, la vuelta al torneo local lo encontró con el mismo enfoque que tuvo con la Vinotinto. De hecho, el miércoles se volvió a vestir de héroe en una tanda de penales al detener un cobro ante La Guaira para poner al Caracas en su primera final en los últimos cuatro años.

Lee también
Fariñez califica de “muy buena” la liga colombiana

La parada del catiense ante el varguense Francisco Lamantia mejoró sus números y sacó a relucir su fama de arquero “atajador de penales”. En lo que va del año, Fariñez paró cinco tiros desde los 12 pasos con la Sub 20, dos con los avileños y uno con la selección de mayores.

Este domingo a las 7 de la noche, Wuilker se pondrá bajo los tres palos del elenco rojo, en la que muy probablemente sea la última exhibición del meta en el interior del país. Hasta ahora lo pretenden el Benfica portugués y el Galatasaray de Turquía.

Foto: MinDeportes



Participa en la conversación