Desde hace un año, el derrame de aguas putrefactas provenientes de la parte alta de la urbanización Kennedy dañan las paredes de las casas que se encuentran ubicadas en la subida al bloque 3. Sus habitantes alertan que ya están comenzando a sentir picazón en la piel y gripes a causa de los hedores.

Caracas. Paredes sin friso, humedad, olores nauseabundos son la constante en las viviendas ubicadas en la calle que da acceso a los edificios de la Urbanización Kennedy, en la parroquia Macarao. Hasta las autoridades han llegado las denuncias vecinales sobre el deterioro de las casas, así como de la salud de las familias que residen en esa comunidad, sin obtener respuestas.

Roger Carvajal, trabajador social comunitario y habitante de la parroquia desde hace más de 30 años, expresó preocupación por el problema de insalubridad que comienza a generar en la comunidad el derrame de las aguas servidas por toda la calle de la urbanización Kennedy.

Las aguas se están metiendo a las casas que están bajando el bloque 3, en sentido a Las Adjuntas, ya hemos visitado a estas familias.

Los vecinos no pueden reparar las habitaciones porque las aguas servidas dañan el friso de las paredes

Carvajal señaló que comenzaron a realizar un censo en la zona, para contabilizar el total de viviendas afectadas y el tipo de daño que presentan. “Vamos a hacer el seguimiento a estos problemas, declaramos a Macarao en emergencia porque ningún organismo nos ha dado respuestas a las denuncias, no nos toman en cuenta”.

Oswaldo  Moya, uno de los vecinos afectados con las inundaciones, dijo que el problema comenzó el año pasado, pero se ha agravado estos últimos meses.

Se me dañaron los cuartos, la sala, tuve que inhabilitar unos espacios porque el agua se filtra por las paredes. Tenemos que sacar agua en tobos. Nos hemos enfermado, tenemos piquiña en los ojos, en el cuerpo.

Lee también
En Macarao se declaran en emergencia por colapso de servicios

El problema comenzó el año pasado después de que se instaló una nueva tubería de agua servidas, obra que sería reparada según promesa de Juan Carlos Alemán, constituyente Territorial por la Paz y la Justicia, que dio a los vecinos hace 23 días cuando estuvo en la comunidad. En esa oportunidad, los vecinos expresaron malestar porque los trabajos no quedaron bien hechos.

Los vecinos aseguran que las aguas piches causan enfermedades en la piel

Maximina Cortez, otra vecina afectada con las filtraciones, informó que no sale de una sinusitis. Esto tiene meses, vino el señor Alemán hace 22 días y dijo que el lunes reventaban todas las calles, hasta el sol de hoy lo estamos esperando.

Sonia Rodríguez, otra vecina, dijo que en la zona proliferan animales rastreros debido al derrame de aguas servidas y acumulación de basura en los contenedores. “Hay moscas, cucarachas, gusanos. Pedimos a las autoridades que vengan a resolver estos problemas”.

Fotos: Norma Rivas Herrera



Participa en la conversación