La MUD denunció que el CNE ubicó los puntos de validación en los municipios menos poblados y llamó a los electores para movilizarse este lunes.

Caracas. En altas horas de la noche de este viernes el directorio del Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó la colocación de 300 capatahuellas en 128 puntos del país para validar las firmas de 1.352.052 personas que pidieron activar un referéndum revocatorio en contra de Nicolás Maduro. Los puntos estarán activos desde este lunes hasta el viernes entre 8:00 am y 12:00 pm y 1:00 pm y 4:00 pm

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) denunció que la selección de los puntos no tuvo en cuenta la propuesta hecha por la oposición con la intención de obstaculizar y dificultar a los electores la acción de confirmar sus rúbricas. “Pongan las máquinas donde las pongan, pónganlas de la manera en que las pongan, la gente va a validar”, señaló el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba. La oposición anunció que difundirá la información sobre el despliegue de los puntos a través del portal revócalo.com.

El rector Luis Emilio Rondón salvó su voto al considerar que la distribución aprobada por el organismo no contribuye a garantizar el derecho a la participación política. “Tenemos la inmensa responsabilidad de fortalecer la democracia y garantizar la paz de la República”, escribió en su cuenta de Twitter. Posteriormente señaló que “en el día de hoy (sábado) acordamos la reubicación de algunos puntos de validación. Contribuye a la participación”.

Actualmente la solicitud de revocatorio se encuentra en un paso previo, ideado por el CNE, en el que la oposición debe lograr que 1% del Registro Electoral de todos los estados del país (unos 200 mil electores en todo el territorio) ratifique su voluntad de convocar al revocatorio.

Lee también
Escuelas de Fe y Alegría suman esfuerzos para aliviar el hambre en Petare y la Cota 905

“En Ocumare de la Costa (Aragua), hay muy pocos electores que deben validar, y aun así ubicaron allí las únicas cuatro máquinas que habrá en esa zona; mientras que en el municipio Girardot, que abarca a electores de Maracay y sus alrededores, también hay cuatro máquinas, solo que en este caso estas no serán suficientes para recibir y procesar las huellas de todos los electores a los que les corresponde acudir a este centro”, indicó Vicente Bello, representante de la alianza opositora ante el CNE.

Igual situación ocurrirá en Miranda. En los municipios Baruta y Chacao, en los que se concentran la mayoría de los firmantes, no habrá máquinas, y los electores tendrán que ir hasta el municipio Sucre, en el Polideportivo Don Bosco, mientras que en el Distrito Capital habrá puntos en la sede del Poder Electoral en Plaza Venezuela, en Coche, San Agustín, Macarao, 23 de Enero y El Junquito. Los firmantes podrán hacer la validación en cuaqluier municipio o parroquia que esté dentro de la entidad en la que votan. El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, llamó a quienes firmaron a trasladarse para ratificar su voluntad. “Les pedimos de corazón que validen su firma, porque de lo que se trata es de conseguir el cambio que todos queremos”.

Llamado a validar

Los integrantes de la MUD indicaron que el propósito es que la MUD no logre validar el 1% en algunas de las 24 entidades del país, lo que invalidaría la solicitud de revocatorio. Las preocupaciones aumentan en regiones como Delta Amacuro, Apure y Portuguesa en donde el Gobierno tiene más mecanismos para presionar a la población. “A partir del lunes habrá un vendaval de manifestación y de entusiasmo y será responsabilidad del CNE si esas miles de personas no pueden validar sus firmas. Estaremos atentos para que sea un proceso en paz, sin infiltrados del gobierno que quieren generar violencia”, señaló el secretario general de Primero Justicia (PJ), Tomás Guanipa, ante las amenazas del CNE de suspender el proceso si se generan hechos de violencia.

Lee también
La crisis acaba con los oficios por cuenta propia

Durante la semana pasada el CNE abrió un lapso de “exclusión” de firmas, no contemplado en la normativa, para que las personas retiraran sus rúbricas. Mientras el Psuv, quien propuso el proceso, denunció un “fraude masivo” con las rúbricas, la oposición denunció que se intentó presionar a empleados públicos para que se “arrepintieran” de firmar. “El número de personas que firmaron y después solicitaron su exclusión del proceso asciende a 5.660, equivalente a 0,41 por ciento del total de firmas. Todas nos dijeron que habían sido obligadas por el gobierno, porque si no perdían el empleo. Esto lo que demuestra es un nuevo fracaso para el gobierno y una nueva victoria para quienes vamos a lograr que el referendo se pueda llevar a cabo”, agregó Guanipa.

Si la oposición supera este paso luego deberá lograr el apoyo de 20% del Registro Electoral (unos 4 millones de electores) para que se active la consulta. Sólo habría adelanto de las elecciones presidenciales si Maduro es revocado antes del 10 de enero de 2017, si su remoción se da luego de esta fecha su periodo sería culminado por la persona que ocupe la vicepresidencia de la República.

Foto referencial


Participa en la conversación