El Observatorio Venezolano de Prisiones organizó este miércoles un foro para abordar los retos que implica informar en el segundo país más violento. El evento congregó a diversos periodistas de la fuente de sucesos de medios digitales e impresos.

Caracas. El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) realizó un foro acerca de los retos de informar en el segundo país más violento del mundo, evento al cual asistieron distintos periodistas de la fuente de sucesos de medios impresos y digitales.

La periodista del portal digital Crónica.Uno, Yohana Marra, relató que los reporteros de medios privados no tienen acceso a la información oficial, privilegio del cual gozan quienes ejercen en el canal Venezolana de Televisión (VTV).

Recordó que durante la crisis en la cárcel del Rodeo I y II, en el año 2011 —originada por un motín en el que murieron 21 privados de libertad y un visitante— la fuente de información fueron los familiares, los reclusos y vecinos.

Marra aseguró que el ministro de Interior y Justicia de ese momento, Tareck El Aissami, solo rindió declaraciones a VTV: “En ese año los periodistas sufrimos la represión de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), al igual que los familiares. Nuestra fuente principal eran los allegados, los reclusos, los vecinos y de último el ministro cuando veíamos sus declaraciones por VTV”.

La reportera resaltó la necesidad de buscar la información, en vista de que los funcionarios gubernamentales no ofrecían ruedas de prensa ni daban la cara a los medios privados: “Siempre nos nutrimos de los parientes y de los reclusos, que hasta cierto punto podían ser confiables, además era muy delicado, pues nosotros íbamos a difundir esa información que no era 100 % veraz. Hablábamos con mujeres muy dolidas, desesperadas, con reclusos que quizá podían exagerar y eso era complicado”.

Lee también
“Nuevo ministro de Interior también es responsable de excesos en las OLP”

Según Marra, esta crisis desató lo que el OVP denunciaba: la corrupción, el hacinamiento y la figura del pran y el lucero. “Se destapó que dentro había armas, alcohol, granadas, drogas, que ellos estaban mejor armados que los mismos GNB. ¿Y quién pasó ese armamento?”.

Dentro del retén todo era una fiesta, celebraciones infantiles, piscinas, despedidas de solteros, mascotas, discotecas, restaurantes, además de mujeres que se quedaban pernoctando por varios días, aseveró la periodista: “Esto no había salido a la luz, que formaba parte de la corrupción del sistema”.

La coordinadora de Investigación del portal web Runrunes, Ronna Rísquez, se refirió a la figura del pran, que se encarga de gestionar los delitos desde la cárcel, ya sean extorsión, secuestros o asesinatos. Todo esto bajo una estructura jerárquica donde el cabecilla —el pran— comanda cada acto.

“La organización y jerarquía en las bandas garantiza que exista, así maten al cabecilla”, aseveró la comunicadora. Rísquez recordó que no es fácil ejercer la profesión en el segundo país más violento del mundo.

CpCBrB8WIAAOBT1.jpg large
Parte de los ponentes que asistieron al foro de los retos de informar en el segundo país mas violento

Barrera informativa

El periodista y ancla de Venevisión, Gustavo Gómez Morón, mencionó sucesos puntuales de homicidios, en los cuales no hubo declaraciones de ningún funcionario del Gobierno. Reiteró que desde 2003 no se tienen cifras de estos actos delictivos ni se hacen tantas ruedas de prensa: “En el Cicpc hay una sala de prensa, muy bonita por cierto, pero poco se usa”.

Morón, señaló la dificultad que presenta día a día el periodista de sucesos para lograr la cobertura de su fuente.  “Trabajamos en el país más violento del mundo. Un país que desde hace mucho no da cifras de nada, ni de economía, ni de homicidios, ni de salud”, acotó.

Tecnología contra la censura

El comunicador social y experto en materia de tecnología, Luis Carlos Díaz, aseveró que los ciudadanos, en vista de la censura, optan por el uso de las redes sociales en las cuales difunden distintas informaciones, fotos o videos que se hacen virales en forma inmediata sin ningún tipo de comprobación.

Enfatizó que el periodista es el único calificado que puede buscar y comprobar cierta data en medio de una marea de noticias.

“El medio hoy más que nunca tiene un rol de legitimador, te dice que esto es así, por esto esto y esto. En medio de la marea alguien debe dar garantía y dar conclusiones. La gente no va a cubrir el rol del periodista, lo que sí necesita el periodista son colaboraciones, ayudas. Hay que crear alianzas informativas con los ciudadanos”, concluyó.

Foto referencial: Cristian Hernández/Yohana Marra


Participa en la conversación