Frente Amplio presentará el 24 su plataforma de conflictividad con un solo objetivo: la huelga general

La organización todavía no está cerca de definir una fecha y se enfoca, más bien, en un proceso de acumulación de fuerzas para poder plantear un escenario de conflictividad contra un gobierno que ya no es una democracia sino una dictadura, según Nicmer Evans.


Caracas. El pasado 21 de agosto se llevó a cabo un paro de 24 horas que la oposición calificó como un “éxito”, es por eso que para el Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) la huelga general que han mencionado desde el principio de agosto ya no es una de las alternativas, sino una ruta a seguir.

No es un trabajo sencillo, sostuvo el politólogo y vocero del FAVL, Nicmer Evans, quien explicó a Crónica.Uno que se trata de un proceso que requiere una acumulación de fuerzas, consenso, y una organización. Esperan lograr todo eso con la nueva instancia que la agrupación presentará el próximo 24 de septiembre en el Aula Magna de la UCV: la Plataforma de Conflicto.

Fueron dos semanas de consulta a sectores laborales de todo el país y de ahí surgió el comité (ahora llamado Plataforma) que tiene como meta la articulación de fuerzas para lograr llevar a cabo el llamado a una huelga general.

Ese comité de conflicto ha estado de bajo perfil, constituyéndose. La primera lección que hemos intentado aprender es que el voluntarismo nos lleva a cosas positivas. Ha habido un proceso autocrítico dentro del FAVL que ha llevado a que se asuma que el Frente no tiene potestad para llamar un paro o una huelga, sino que lo que debe es ser un medio de canalización para concentrar el descontento, explicó Evans.

La Plataforma de Conflicto será presentada formalmente al país en dos semanas. Esta introducción contará con todos los sectores que la componen: empresarios, obreros y sindicalistas de áreas como la salud, educación y las universidades. La plataforma la componen “todos los que en los últimos meses han tenido movilizaciones o protestas por reivindicaciones laborales y salariales”, comentó el politólogo.

Lee también
En El Valle los vecinos tomaron la calle para exigir servicios básicos

Primero se acumulan las fuerzas, luego vendrá la fecha

El rol del Frente Amplio quizá no ha sido tan visible como el de otras agrupaciones dentro del escenario de la lucha política y social del país, y esto tiene un motivo: es una decisión que se tomó para evitar la repetición de los errores que se han cometido en el conflicto contra el Gobierno.

No tenemos fecha porque la conciencia es la de la necesidad de acumular de fuerzas. No vamos a hacer como antes que nos poníamos los pantalones y luego los interiores, el objetivo es acumular fuerzas y luego ir a la huelga para entrar a la confrontación con el Gobierno, opinó Evans.

Parte de lo que buscará esta nueva Plataforma es precisamente demostrar al Gobierno que todavía existe articulación, esto, según el dirigente político, “pese a los intentos por acabar con los mecanismos de organización”.

Sindicalistas también estarán movilizados

Dos días antes de que el Frente Amplio presente su nueva Plataforma de Conflicto al país, los sindicalistas venezolanos que componen la organización tendrán un encuentro nacional para buscar una unificación en torno al tema salarial, el cual, de acuerdo con el economista y miembro del FAVL, Carlos Hermoso, es el principal tema de ahogo para la masa trabajadora del país. Todo esto estará funcionando con miras a la huelga y desde la Plataforma.

Siempre trabajamos una plataforma de lucha. Se nombró una comisión y esa comisión está trabajando no solo en función de un paro nacional de actividades, sino también en función de una plataforma que se va a presentar el día 22 en el Aula Magna de la UCV, una plataforma que busca unificar al movimiento estudiantil con los trabajadores, algo donde el acento está en el tema salarial, detalló Hermoso en una asamblea sindical en la sede de la CTV el pasado miércoles.

El economista asegura que el primer paro no fue enteramente responsabilidad de la oposición venezolana sino de las circunstancias del país, impulsadas por las desacertadas medidas económicas del Gobierno. Sin embargo, dijo que la acción estaba en sintonía con lo que se “está buscando”.

Lee también
OVCS registró 86 protestas en agosto en rechazo al paquetazo económico

“Lo que nosotros queremos y estamos buscando es un paro coordinado, un paro nacional que puede ser de 24 o 48 horas, pero que sea activo, combinado con el desarrollo de asambleas en distintos puntos de la geografía”, explicó.

Para que una huelga nacional o un paro cuenten, como dice Carlos Hermoso, con un componente activo de protesta, es necesario que se pliegue otro sector: el de los liderazgos políticos.

“Hay que entender que esto es una dictadura”

Sobre el rol que pueda jugar el ala de partidos políticos del Frente Amplio en una posible huelga nacional o paro, y en las protestas que puedan acompañarlos, Nicmer Evans manifestó que primero se necesita un cambio de filosofía sobre la lucha política en el país. En otras palabras, se trata de comprender que la pugna no es contra una democracia sino contra una dictadura.

Uno de los errores que hemos cometido es organizándonos para luchar pensando que estamos en una democracia, lo que hacemos ahora es organizarnos para develar a la dictadura nuestra disposición de hacerle frente y decir que ya basta de las políticas que han tenido como consecuencia una desintegración social del país, comentó.

La participación del ala política será fundamental, pero tendrá limitaciones y para esto, el dirigente recuerda que ha sido el sector de la dirigencia política venezolana uno de los “más atacados” por el Gobierno.

“Estamos en una dictadura, los primeros que son atacados y que son perseguidos son las organizaciones políticas y esta no es la excepción. Acá la fragmentación que se ha logrado ha sido brutal, la mayoría de los dirigentes o están en el exilio o se han ido por la diáspora porque no pueden vivir, ellos también son objeto de la crisis. Hay un desmantelamiento de las organizaciones políticas que va más allá de las capacidades de los partidos para hacerle frente”, detalló.

Lee también
Freddy Bernal anuncia que las cajas Clap aumentarán a Bs. S. 100

Sin embargo, la actividad de los políticos siempre ha estado presente y los próximos eventos no deberían ser la excepción, o al menos eso cree Carlos Hermoso.

El economista culminó recordando que, si bien se requiere una participación activa de los liderazgos de los partidos, las luchas laborales, como las estudiantiles, ameritan autonomía plena de la conflictividad de la arena política. “Los actores sociales deben tener autonomía, el Frente Amplio los auspicia, participa y contribuye, les brinda un espaldarazo”, manifestó.

Foto referencial: Carlos Crespo


Participa en la conversación