La falta de transporte público y los drenajes tapados por la basura imposibilitaron el libre tránsito.

Maracaibo. Desde las 6:00 a. m. de este viernes, un fuerte aguacero sorprendió a los marabinos. La lluvia, que duró unos 40 minutos, mantuvo colapsada la ciudad, especialmente en el casco central.

La falta de transporte público y los drenajes tapados por la basura imposibilitaron el libre tránsito.

Quienes salieron de madrugada a trabajar tuvieron que devolverse porque la lluvia no amainaba. Las cañadas Morillo y Fénix, que atreviesan la ciudad, estaban en situación crítica, pues los niveles se mantenían altos, lo que alertó a la población.

El terminal de pasajeros estaba en normalidad y no se habían presentado inundaciones, sin embargo, zonas adyacentes como Arismendi y El Virillal, se inundaron.

Protección Civil se mantiene en alerta ante posibles situaciones de emergencia.

Lee también
Las lluvias dejaron incomunicadas a 15 familias en Altavista

Fotos: Mariela Nava



Participa en la conversación