Testigos afirman que el martes 30 de mayo una comisión mixta del Sebin, GNB y el FAES de la PNB, apareció en la avenida Miguel Ángel, derribaron barricadas y presuntamente detuvieron a dos personas. En Altamira también se repitió esta operación mientras los vecinos dormían.

Caracas. Gritos. Insultos. Cacerolazos. Pitos. Así se despertaron los vecinos de la avenida Miguel Ángel y sus alrededores, en la urbanización Colinas de Bello Monte, cuando llegaron comisiones mixtas de cuerpos de seguridad a la 1:00 a. m. del martes 30 de mayo.

“¡Asesinos!”, soltaban desde apartamentos a oscuras. Eran tantos los gritos que no se podía percibir desde donde salían. Los objetos contundentes, sobre todo botellas, se oían reventar contra el asfalto a medida que los funcionarios se desplegaban a lo largo de la avenida, que desde hace casi dos semanas se encontraba cerrada con barricadas.

Uniformados de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) tomaron la zona —según testigos—, resguardándose en la parte techada de los edificios, para evitar ser heridos por los vecinos que trataban de defenderse de las lacrimógenas que ellos les arrojaban.

Destrozaron una trinchera que construyeron los residentes con sacos de escombros, al extremo de la Miguel Ángel, y además removieron —con una grúa— un gran contenedor que estaba atravesado a mitad de la vía desde el pasado 21 de mayo.

Lee también
Vecinos de El Paraíso temen que incendio en edificio haya sido provocado por grupos paraestatales

Los funcionarios lanzaron más bombas lacrimógenas y con linternas apuntaban a los apartamentos, tratando de descifrar quiénes se encontraban en las ventanas. Dos tanquetas derrumbaron las guayas apostadas en la zona para trancar el paso vehicular, así como la trinchera.

Un testigo contó que vio cuando unos motorizados capturaron a un joven, le pusieron la mano en la cabeza y se lo llevaron detenido. Alfredo Romero, director ejecutivo del Foro Penal Venezolano, indicó que tenía información de dos detenidos, que al parecer estaban en situación de calle, sin embargo, no tenía denuncia de familiares y no podía confirmarlo.

Los muchachos, que se identifican con “la resistencia”, comentaron de manera extraoficial que los funcionarios les dispararon aunque ellos pudieron resguardarse en residencias. Además detuvieron a cuatro de ellos que no están identificados, información que no está confirmada oficialmente.

Vecinos de la avenida Miguel Ángel denunciaron que los funcionarios intentaron abrir puertas y las tocaban, con la intención de entrar. Sin embargo, no se registraron allanamientos en la zona ni ingresos a los edificios.

Luego de una hora de constante gas lacrimógeno a los habitantes y detonaciones, a las 2:00 a. m. se retiró el contingente funcionarios a bordo de motos, camiones y tanquetas.

Trancada nuevamente

La mañana de este martes 30 de mayo, unidades de la Policía del municipio Baruta limpiaron los escombros y recogieron la basura regada. Una grúa transportó el contenedor, para no dejarlo en la zona.

Funcionarios destrozaron las barricadas que montaron los vecinos, pero en la mañana volvieron a cerrar la avenida

Por pocas horas la avenida se mantuvo abierta, pues a las 11:30 a. m. la trancaron de nuevo, con guayas en los extremos. Vecinos alegaron que están cansados de la represión y de la crisis del país.

“Aquí ya perdimos a dos muchachos Armando Cañizales y Miguel Castillo, no estamos dispuestos a seguir viendo más muertos”, contaron habitantes que pidieron no ser identificados.

La Miguel Ángel fue trancada el pasado viernes 19 de mayo, por los habitantes que protestan contra la situación del país y en rechazo a los asesinatos y detenciones arbitrarias. El sábado siguiente fueron víctimas de represión, y el domingo 21 movieron un gran contenedor hasta la mitad de la calle.

Residentes de esta zona han sido víctima de represión de la PNB y GNB, cuando la oposición convoca marchas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Altamira también recibió visita

Según denuncias en las redes sociales, momentos antes de que los funcionarios ingresaran a Colinas de Bello Monte pasaron por la plaza Francia de Altamira haciendo lo mismo.

Aunque se habló de aproximadamente 30 detenidos, la cifra no fue confirmada por ninguna autoridad oficial ni el Foro Penal tiene denuncias (hasta la mañana del 30 de mayo) de familiares de algún joven arrestado.

El pasado lunes 29 de mayo, el presidente Nicolás Maduro anunció la creación de un comando especial de seguridad antiterrorista, para garantizar la paz de los venezolanos, con el director del Sebin, general Gustavo González López, a la cabeza. Horas después se registraron los operativos en Altamira y Colinas de Bello Monte, en la que los uniformados llegaron lanzando lacrimógenas a los habitantes.

Este martes 30 de mayo se cumplieron 60 días desde que iniciaron las manifestaciones de la Mesa de la Unidad Democrática, en principio en repudio a las sentencias 155 y 156 emitidas por el Tribunal Supremo de Justicia, pero luego se han sumado otras peticiones como la libertad para los presos políticos, la apertura de un canal humanitario y que se convoquen a elecciones de alcaldes y gobernadores. También van en contra de la Asamblea Nacional Constituyente, convocada por Maduro recientemente.

Según cifras oficiales del Ministerio Público, se han registrado 59 fallecidos en el contexto de las protestas.

Fotos: Luis Miguel Cáceres


Join the Conversation