Fundación Nativo busca empoderar a las comunidades indígenas

La organización apoya con la donación de medicinas a comunidades indígenas aisladas, para favorecer la conservación de su cultura, defender el derecho a la tierra y la preservación de sus recursos naturales. Empoderarlas es la palabra que los distingue de otras fundaciones.

Caracas. Empoderar a las comunidades indígenas de sus arraigos es el objetivo de la Fundación Nativo, que dirige Daniel Rodríguez, una iniciativa que empezó en el año 2014.

La visión de Rodríguez es que no exista la desigualdad en la población indígena. «Es esencial darles voz ante las instituciones para exigir sus derechos y denunciar los abusos a los que se ven sometidos estos venezolanos».

Rodríguez destacó que toda esa visión la desarrollan a través del proyecto llamado Ubik, palabra que significa «hermano mayor» en idioma pemón. Los indígenas pemones habitan en la zona sureste del estado Bolívar, cerca de la frontera entre Guyana y Brasil.

Ubik se realiza cada seis meses. El grupo está conformado por 40 personas, entre especialistas y voluntarios médicos, quienes se encargan de brindar la asistencia sanitaria a los nativos de difícil acceso y más desfavorecidas.

Empoderar a las comunidades indígenas significa que el beneficiario debe desistir de su benefactor. Sus miembros se han comprometido a darles traslado interno

El más reciente acercamiento se hizo en agosto de 2018, cuando los voluntarios emprendieron un viaje hacia las comunidades del Sector lll del municipio Gran Sabana en el estado Bolívar.

¿Cómo logran el abordaje?

La junta directiva de la fundación, integrada por el presidente y líderes indígenas, suele hacer visitas previas a los asentamientos. Identifican el número de casos de malaria, hipertensión, diabetes, escabiosis y problemas cardíacos. Así, conocen cuántas personas se pueden atender en un tiempo determinado.

Lee también
El grupo Ecológico San Pedro ha sembrado 2000 árboles en 12 años

El recorrido suele ser engorroso, pero satisfactorio. Para cumplir con la finalidad de acceder a los poblados más aislados, los miembros de la junta directiva viajan por carretera hasta Santa Elena de Uairén, al sureste del país. Allí mismo, abordan una avioneta y tras hora y media de vuelo, se toma un bus hasta cada comunidad.

La próxima travesía se llevará a cabo en abril de este año. Su destino será la población Maripa, ubicada en el municipio Sucre del estado Bolívar. “Las comunidades se han dado cuenta de que en realidad los queremos ayudar y nos abrieron las puertas”, comentó Rodríguez.

Fundación Nativo organiza otra iniciativa para la recuperación de suelos arenosos a través de la plantación de merey y piña. En este caso, los suelos devastados por la minería en Bolívar son recuperados. El objetivo es ayudar a comercializar los frutos con el fin de mejorar su calidad socioeconómica, debido a que no hay muchas opciones de sustento financiero para las poblaciones indígenas y esta es una alternativa para ellos.

La organización también colabora en el fomento de la artesanía y la gastronomía, oficios que dan a conocer más allá de las fronteras venezolanas.

Asistencia médica para las comunidades indígenas. Foto: Cortesía.

Donativos y voluntarios

En su mayoría, las donaciones que recibe Fundación Nativo provienen de organizaciones internacionales que mantienen sus mismos principios. La directora de desarrollo, Sagrario Santorum, expresó que la ONG Círculo Solidario de España es la que más ha otorgado ayudas. “Contactamos a las organizaciones mediante las redes sociales, allí les demostramos con fotografías y videos el trabajo que hacemos. De hecho, otras se nos han sumado”, sostuvo.

Lee también
El grupo Ecológico San Pedro ha sembrado 2000 árboles en 12 años

Para ser voluntario no son necesarios grandes conocimientos ni titulaciones. Tener ganas de trabajar y responsabilidad para la realización de las tareas es suficiente para unirse. El tiempo mínimo requerido para colaborar en las actividades es de cuatro meses.

El voluntariado puede realizarse tanto presencial –si se vive cerca de Caracas– como online, para aquellas personas radicadas en otros lugares del mundo.

“Llevo cinco meses trabajando duro para esta fundación y la considero parte de mi familia. Espero ir en este próximo viaje de abril para colaborar con el proyecto Ubik, para ayudar en la asistencia de salud para las comunidades. Conocer nuestras selvas es lo primordial”, dijo Mitzu García, voluntaria de la fundación.

Fundación Nativo requiere de aportes como medicamentos e insumos médicos, sin importar que estén vencidos. Para apoyar con su recolección contactar a sus integrantes a través de sus cuentas en las redes sociales Twitter @FundacionNativo e Instagram @fundacionnativo.


Participa en la conversación