El choque del miércoles en el estadio Universitario registró la mejor asistencia de la 2017-2018 y también un incremento para algunos alimentos.

Caracas. Las colas en las horas previas al inicio del primer clásico de la 2017-2018 llegaban hasta la estación del Metro de la Ciudad Universitaria. Y como suele ocurrir en los duelos entre los Eternos Rivales, los revendedores ofrecían entradas a precios muy por encima de lo que cuestan en la taquilla.

Esta cola se empezó a hacer las 4 de la madrugada, contó un agente de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), que no sabía con exactitud cuántos agentes del orden público había para el evento. Eso sí, los que habían mantuvieron las filas ordenadas, revisaban en dos puntos a los que ingresaban a la plaza de los estadios y “convivían” con los que se acercaban a cualquier desprevenido y le preguntaban “a la orden, ¿qué necesitas’”.

El gentío de la tarde en las afueras del parque de la Universidad Central de Venezuela (UCV) se justificó con creces en la asistencia al duelo que favoreció 6-3 a los Navegantes del Magallanes sobre los Leones del Caracas. Los melenudos reportaron una concurrencia de 20.531 espectadores en el coso de los Chaguaramos. La multitud fue la más numerosa de la todavía joven campaña, supera los 14.239 aficionados del primer clásico de la zafra pasada en la capital y se acerca a la cifra de 20.717 personas que presenciaron el mismo enfrentamiento en las primeras semanas de la 2015-2016.

Lee también
Tripulantes del barco orgullosos por el centenario

Nuevos precios

Lo que también fue diferente con respecto a la temporada anterior e incluso a la jornada inaugural fueron los precios de la comida. Los perros calientes a las afueras del estadio subieron de 7000 a 10.000 bolívares (43 %); las hamburguesas que saltaron de entre 15.000 y 18.000 bolívares a 20.000 (33 %) las de carrito y las de la tribuna de 24.000 pasaron 28.000 bolívares (16,6 %). Los refrescos y las cervezas se ofrecían a 4000 bolívares; la malta a 3000 y las donas que la primera semana costaban 9000 bolívares, brincaron a 12.500 (39 %). Las arepas están a más de 20.000 bolívares.

Las camisas “tapa amarilla” pasaron de entre 90.000 y 120.000 bolívares a 160.000 (78 %) y las gorras a 120.000 bolívares.

¿Los precios del primer clásico de la 2016-2017? Perros calientes entre 1200 y 2500 bolívares y hamburguesas a 4000, cervezas a 500 bolívares y camisas no originales entre 8000 y 30.000 simones. Las gorras del mismo tipo costaban de 3000 bolívares para arriba. También en el estadio, la inflación toma su turno al bate.

Foto: LVBP



Participa en la conversación