El único venezolano miembro del Salón de la Fama no participó en el homenaje de luminarias de la pelota por “solidaridad” con los jóvenes que protestan en el país contra el gobierno de Nicolás Maduro.


Caracas. “La diversidad étnica” de la ciudad estadounidense de Miami fue considerada por la Major League Baseball como la excusa perfecta para homenajear a las estrellas latinoamericanas que brillaron en los diamantes de las Grandes Ligas.

La casa de los Marlins albergó el Juego de las Estrellas 2017 y antes del clásico de mitad de temporada se rindió tributo a las carreras de luminarias de la pelota como el dominicano Juan Marichal, el portorriqueño Iván Rodríguez y el cubano Tany Pérez, entre otras figuras, quienes fueron largamente ovacionadas por las más de 37.000 personas que presenciaron el triunfo 2-1 de la Liga Americana sobre la Liga Nacional.

En la lista de la ceremonia no podía faltar el nombre del único venezolano en el Salón de la Fama, el zuliano Luis Aparicio, quien decidió ausentarse debido a la crisis política que se mantiene por más de 100 días en el país, con saldo fatal de más de 90 víctimas.

Gracias a la Asociación de Peloteros de las Grandes Ligas por el homenaje pero no puedo celebrar mientras los jóvenes de mi país mueren luchando por ideales de libertad, escribió en su cuenta Twitter el otrora campocorto, que estuvo 18 temporadas en el mejor béisbol del mundo.

Tres estrellas se pronunciaron

El gesto de solidaridad de Aparicio no pasó inadvertido entre tres de cuatro compatriotas activos que fueron seleccionados para jugar el partido, los jardineros Avisaíl García y Ender Inciarte y el receptor Salvador Pérez. José Altuve no emitió comentarios al respecto.

Aparicio habló como el Salón de la Fama que es, hablando por toda Venezuela y diciendo lo que está pasando, dijo Inciarte a la agencia AP antes de opinar que bajo las actuales circunstancias no debería realizarse la temporada 2017-2018 del béisbol profesional.

García abogó por un mejor futuro y lamentó que Venezuela sea “un país tan rico donde ahora hay escasez”. Mientras que Pérez calificó de “terrible” lo que pasa en el país y admitió la incertidumbre reinante entre los venezolanos al apuntar que “solo Dios sabe lo que viene”.

Los pronunciamientos de los tres grandeligas se unen al de Miguel Cabrera, quien vía Instagram expresó su apoyo a las protestas y denunció que su familia corre peligro de ser secuestrada y está “cansado de pagar vacuna” para proteger a los suyos de los delincuentes.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación