Asfixiados por bombas lacrimógenas, heridos por perdigón y periodistas detenidos es el saldo de la manifestación contra la ANC que pretendía llegar a la sede del CNE al norte de la ciudad.

Maracaibo. La convocatoria de los partidos de la Unidad Democrática en Maracaibo para rechazar la Constituyente, agrupó decenas de personas desde tempranas horas de la mañana al norte de la ciudad para marchar hasta las instalaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE), ubicado en el destacamento militar La Barraca en Milagro Norte.

Con la consigna “No a la Constituyente”, Emerson Blanchard, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Zulia, informó que el objetivo de la marcha era consignar un documento ante las autoridades regionales del Poder Electoral, para exigir la rectificación sobre la convocatoria a elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) sin una previa consulta nacional.

Pasadas las 10 de la mañana, la marcha partió desde dos puntos: Hospital Adolfo Pons en la Avenida Paúl Moreno, antigua Fuerzas Armadas, y desde Santa Rosa de Agua en Milagro Norte.

Represión

En el lugar, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional esperaban a los manifestantes en motos y con ballenas custodiando los alrededores. Al llegar la movilización al sitio, los funcionarios respondieron lanzando bombas lacrimógenas para dispersar la concentración. Varias personas resultaron asfixiadas y heridas por perdigón.

El concejal Ángel Machado, del partido Un Nuevo Tiempo, denunció que los efectivos también usaron metras durante la represión. En el sitio se reclamó la detención de trabajadores de medios de comunicación de TV Venezuela, El Venezolano, Televen y Noticias Caracol. La detención habría sido ordenada por el mayor general Tito Urbano Meleán, comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral (Redi) Occidente.

Gerard Torres, periodista del Canal 11 del Zulia, sostuvo que a los comunicadores les quitaron los equipos y los trasladaron a la Guarnición Militar. Christian Flores y Walny González fueron dos de los camarógrafos retenidos que tres horas después fueron dejados en libertad.

                                           Arremeten contra la alcaldía de Maracaibo

Lo que inició como una protesta pacífica por un grupo de trabajadores de la alcaldía de Maracaibo para exigir sus reivindicaciones laborales, terminó en trifulca.

Pasada las 10.00 a.m un grupo de aproximadamente 10 hombres descendieron de una camioneta azul armados con cauchos, piedras y gasolina y arremetieron contra la infraestructura y los protestantes. Eveling de Rosales, alcaldesa del municipio Maracaibo rechazó “el vandalismo y la violencia”.

La alcaldesa criticó que desde hace dos semanas esa parte del casco central, donde además está la sede del Banco Central de Venezuela y la Gobernación del Zulia, fue decretada zona de seguridad, sin embargo, para el momento del ataque no hubo presencia policial.

“Esto ocurrió a la vista de los cuerpos de seguridad. Han podido matar a cualquier persona. Como es que llegan infiltrados, bandoleros, delincuentes, porque no tienen otro nombre, a agredir, a atentar contra la alcaldía y nadie hace nada”, dijo.

Fotos: Mariela Nava

Lee también
Le prohíben al violinista Wuilly Arteaga asistir a manifestaciones


Participa en la conversación