Los funcionarios llegaron a las 12:30 a. m. de este lunes y arrojaron lacrimógenas hacia los edificios y perdigones a los apartamentos. Derribaron las barricadas que trancaban el paso en la avenida Miguel Ángel.

Caracas. A las 12:30 a. m. de este lunes 7 de agosto, dos tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y una del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) llegaron a la avenida Miguel Ángel de Colinas de Bello Monte. Cacerolas y pitos alertaron a los vecinos de un “madrugonazo”.

Los funcionarios, vestidos de negro, dispararon perdigones hacia los apartamentos y lacrimógenas hacia las áreas comunes de los edificios, y con linternas alumbraron a las ventanas. La acción generó un silencio tenso en la urbanización.

Habitantes indicaron que los efectivos atacaron residencias Marcaribe, pero no lograron ingresar. Cuando vimos que estaban alumbrando nos escondimos, tenemos mucho miedo por la vez que vinieron y nos atacaron horrible, dijo un residente, en condición de anonimato por seguridad.

Las unidades derribaron las barricadas que mantenían trancado el paso en la avenida. Momentos después de la represión, arribaron camiones que cargaron con escombros, sacos de arena y un container, con el que bloqueaban el paso desde hace días.

Camiones limpiaron escombros con los que cerraron el paso en la avenida Miguel Ángel

No es la primera vez que la GNB y Conas madrugan a los vecinos de Colinas de Bello Monte, pues el pasado 30 de mayo también atacaron las residencias.

A la 1:48 a. m., los camiones continúan recogiendo los escombros y se escuchan detonaciones esporádicamente. Vecinos denunciaron la presencia de camionetas tipo “machito” y taxis en la zona.

Lee también
En Coche exigen a la GNB que deje la indiferencia hacia la inseguridad

Fotos: Cortesía | Twitter Alberto Altuve



Participa en la conversación