En el presupuesto de 2017 se contemplan 3,09 millardos de bolívares para la producción agroalimentaria en zonas urbanas.

Caracas. El presidente Nicolás Maduro dijo en enero que a lo largo de este período debe trabajarse en el desarrollo de un “sistema de producción agrourbano” y en la distribución del gasto de 2017 esos planes tienen más prioridad que la fabricación de algunos tipos de medicamentos.

La Ley de Presupuesto de 2017 revela que el Ministerio para la Agricultura Urbana cuenta con 6,8 millardos de bolívares, de los cuales 3,09 millardos de bolívares serán solamente para ejecutar proyectos de siembra en las zonas urbanas.

En la asignación, el despacho detalla los lineamientos a seguir en el transcurso de este ejercicio y destaca que uno de ellos es afianzar “las políticas públicas de apoyo a la producción, distribución, intercambio, organización del poder popular urbano en la implementación de un plan nacional de producción de alimentos que garantice el abastecimiento y acceso a precio justo en las ciudades”.

Según las autoridades, este período se inició con 340.000 toneladas de alimentos en 4360 hectáreas que serán para el sistema de alimentación escolar, sin embargo, no dieron más detalles del proceso de producción ni cuáles fueron los rubros.

Para el 2017 —destaca la Ley—, tiene que “impulsarse la producción agrícola, pecuaria y acuícola en las zonas urbanas”, y por tal motivo, se plantea la promoción de “modelos de producción diversificados, a partir de la agricultura familiar, campesina, urbana y periurbana” y el Estado debe asegurar los medios “para el control de las actividades conexas y estratégicas asociadas a la cadena productiva, distribución, intercambio y transformación de esta actividad”.

El presupuesto menciona el dinero que tendrán los entes que coordinarán esos proyectos de producción, pero no se precisan las metas.

Lee también
Corpovex manejará Bs. 7,3 millardos para “programas productivos”, pero planes no se detallan

Las diferencias 

Sin embargo, la agricultura urbana cuenta con más dinero que por ejemplo, Quimbiotec, la empresa estatal que se encarga de elaborar hemoderivados.

El gasto contemplado para esta industria asciende a 2,1 millardos de bolívares, según la Ley de Presupuesto. Y esta empresa el pasado año enfrentó problemas por la falta de dinero e insumos, de hecho, fueron constantes los reclamos de sus trabajadores.

A fines del pasado año, los representantes sindicales de Quimbiotec informaron que por la ausencia de materia prima la planta estuvo trabajando a 10 % de su capacidad, con lo cual fue limitada la elaboración de derivados sanguíneos para el tratamiento de la hemofilia.

Foto referencial



Participa en la conversación