Según Aristóbulo Istúriz, en el almacén del Seguro Social se perdieron equipos de dos hospitales y de diálisis para atender a la población venezolana. Dijo que desde ya se adelantan las investigaciones para encontrar a los responsables, pero no dudó en definir el hecho como “el mayor acto criminal que se ha cometido contra la salud del pueblo”.

Caracas. Este viernes Aristóbulo Istúriz informó en rueda de prensa que durante el acto de “juramentación” de Maduro se registró un incendio en el almacén del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) en Guarenas, en el que se perdieron importantes equipos médicos para el sistema de salud público nacional.

El dirigente del chavismo calificó el hecho como “el mayor acto criminal que se ha cometido contra la salud del pueblo”, esto a pesar de que las investigaciones sobre lo ocurrido no han concluido y dio a conocer que Néstor Reverol se encuentra al mando del operativo para dar “con los responsables”.

Todos los indicios indican que fue un acto provocado, que se inició desde adentro para que pudiera propagarse y causar el mayor daño posible. Uno no puede adelantar cosas, el ministro Reverol está al frente, actuando en equipo para determinar la responsabilidad de quienes cometieron este acto criminal y terrorista, dijo.

Con respecto a los equipos perdidos, Istúriz detalló que se perdió toda la equipación de los hospitales de Guanta (en construcción, próximo a inaugurarse) y de San Juan de los Morros, así como los equipos de diálisis, rayos X, entre otros.

“Se perdió un hospital de campaña con quirófano, material de ultrasonido, equipos de oftalmología, 16 equipos de rayos X, 54 máquinas de diálisis, entre otros. Fueron equipos destruidos por el fuego criminal. Este es un acto terrorista contra el pueblo. Así actúan criminales contra nuestro pueblo”, declaró.

Lee también
Incendio causa pánico en una estación de servicio de Maracaibo

El dirigente oficialista agregó que fueron necesarios 38 vehículos especializados en la supresión de incendios y 4 millones de litros de agua para detener el fuego aproximadamente a las 6 de la tarde.


Participa en la conversación