Por este retraso están afectados más de 36.000 trabajadores activos y jubilados de la Gobernación de Miranda. Este periodo llevarán a cabo el programa “Escuelas Solidarias” por segundo año consecutivo.

Caracas. El pago de los bonos vacacionales y de recreación de más de 15.000 docentes, obreros, y personal administrativo que pertenecen a la Gobernación del Estado Miranda, ha estado en riesgo ya que no han recibido el situado que corresponde al mes de julio. Es un retraso inaudito. Es primera vez en ocho años que no nos llega el dinero y la Gobernación solo tiene esa fuente de ingresos, sostuvo el secretario de Educación del estado Miranda, Juan Maragall.

El educador informó que usaron “unos fondos que se habían ahorrado” y con eso pagaron solo los sueldos y salarios del mes de julio, a toda la nómina, pero le quedaron debiendo a sus empleados los bonos que les corresponden según el área en la que laboren.

Los docentes de Miranda devengan un salario de Bs. 60.346 frente a los Bs. 159.322 que reciben los maestros adscritos a la nómina del Ministerio de Educación. La diferencia entre ambos salarios es de 164 %. Según un comunicado emitido por la Gobernación de Miranda, de julio 2016 a julio 2017 los salarios de los docentes mirandinos se han incrementado 380 % más que en los últimos cinco años.

Cuando arrancamos este año, en la discusión del Contrato Colectivo establecimos incrementos del salario de 15 % en enero, 10 % en julio, pero el Gobierno ha hecho varios incrementos, tanto del salario mínimo como del sueldo de los docentes. Nada de eso estaba en nuestro presupuesto, detalló el docente.

Lee también
“El tetero de mi hija es agua con arroz, hace tres días que no toma leche” (III)

El Ejecutivo no solo le debe el situado del mes de julio, además le aprobó un crédito adicional el 6 de junio que aún no ha llegado a las cuentas de la Gobernación, y según dijo Maragall, “normalmente llegan a los tres días de haber sido aprobado”.

Este retraso de un mes afecta a los trabajadores de toda la Gobernación de Miranda, que son más de 35.000 entre personal fijo y jubilado.

El texto emitido por la Gobernación detalla que los decretos de incremento salarial y de tickets de alimentación cuestan 76.000 millones de bolívares y a las cuentas del despacho de Miranda solo han llegado 19.700 millones de bolívares, es decir, que le deben 56.000 millones de bolívares a los trabajadores de toda la Gobernación de Miranda.

Si el Gobierno no envía el dinero que hace falta, los bonos vacacionales de docentes activos y Secretarías, así como del bono recreacional de todos los jubilados, no podrá ser cancelado.

“Escuelas Solidarias”

Maragall informó que a partir del 7 de agosto en 90 escuelas de esa entidad iniciará por segundo año consecutivo el programa Escuelas Solidarias.

El docente detalló que los centros educativos donde se instalará el programa están ubicados en zonas populares y de mayor pobreza, para que sean beneficiados los niños del sector.

Tenemos recursos para funcionar por dos semanas. Se lleva a cabo con donaciones de comida y con personal voluntario que prepara la comida y organiza los salones para que coman los chamos. Nuestra meta es tener el programa instalado en 120 escuelas, acotó.

Foto referencial: Cristian Hernández



Participa en la conversación