Es a partir del 15 de este mes que deberían cobrar los Bs. 100, pero, según el Comité de Usuarios, nadie regula ni controla este asunto, por lo que los camioneteros trabajan a sus anchas. Los voceros del gremio reconocen que no hay Gaceta, pero dicen que eso ya está más que avisado y señalan que el que no cumplió fue el Ministerio de Transporte.

Caracas. Desde el 12 de diciembre de 2016, las rutas de transporte público que hacen vida en Caracas cobran Bs. 100 por el pasaje urbano, pese a que nunca se publicó la Gaceta Oficial. A estas alturas del partido, los usuarios pagan ese monto ya como una costumbre y sin chistar. Muchos dicen que el marrón ya no vale nada y lo sacan sin ninguna discusión.

Según los voceros del transporte, a principios de diciembre en una reunión sostenida con representantes del Ministerio para el Transporte Terrestre se acordó de viva voz aumentar Bs. 80 a partir del 15 de ese mes y a Bs. 100 luego del 15 de enero de 2017.

Los choferes de los cuatro bloques, que agrupan a 382 organizaciones del transporte en Caracas, estuvieron de acuerdo, siempre y cuando publicaran la Gaceta, lo cual le da el carácter legal al ajuste.

Sin embargo, no se oficializó la medida, lo que dio rienda suelta al manejo arbitrario del tema, pues los camioneteros, ni cortos ni perezosos, dejaron el aviso de los Bs. 100. Al principio, la imposición generó resistencia, pero con el pasar de los días, la cuerda tensa se aflojó y más de uno dio por sentado ese incremento, el cuarto del año 2016.

Lee también
Transportistas y usuarios amotinados por el cobro del pasaje

“Esto a quien perjudica es al pasajero. Sabemos que los 100 bolívares ahora no valen nada y que para mantener una unidad se requiere dinero. Pero si se traduce eso al usuario, una persona que gane Bs. 25.000 al mes se ve afectada. Y lo más lamentable es que hasta el momento no ha habido quien le ponga el cascabel al gato. El INTT, el Ministerio de Transporte y la Alcaldía del municipio Libertador no hacen la contraloría debida, más bien se hicieron los locos. Al principio dieron una que otra declaración, pero no ha habido sanciones y es por eso que los choferes hacen lo que le da la gana. Sin Gaceta, el pasaje debería estar en Bs. 60” (sic), dijo Luis Alberto Salazar, presidente del Comité de Usuarios del Transporte Público.

Pero no todo se quedó ahí: con el comienzo de un nuevo año deben discutirse otros ajustes, de acuerdo con el artículo 145 de la Ley de Transporte Terrestre, que faculta a las autoridades municipales a fijar, regular y publicar, en el primer trimestre del año, las tarifas a ser cobradas por el servicio del transporte público de pasajeros.

De hecho, dijo Salazar, este lunes 2 de enero, el Ejecutivo debió convocar a las partes para iniciar las negociaciones: “Eso no ocurrió y viendo el retraso en las publicación de la Gaceta de diciembre van a querer discutir sobre la base de los Bs. 60, situación que no será aceptada por los transportistas”.

Consideró que las cuentas no están claras y que en el sector hay rutas que están haciendo lo que les viene en gana. Citó, por ejemplo, la ruta que cubre el trayecto Plaza Venezuela-San Antonio de Los Altos, la cual cobra Bs. 450 por pasajero.

“Lo mismo pasó en el terminal La Bandera, donde el Gobierno dejó que las unidades habilitadas cobraran hasta Bs. 18.000 por un pasaje hacia el interior. Es un doble discurso lo que hay en la materia, y el que sale perjudicado es el pasajero”, reclamó.

Lee también
Viajar por tierra al interior del país este año es todo un karma

Revisar las tarifas

Pedro Jiménez, presidente del bloque de transporte del suroeste de la ciudad, reconoció que el cobro de los Bs. 100 no ha sido oficializado, pero dijo que eso es responsabilidad del Ministerio: “Eso se acordó en la última reunión y ellos no han honrado los compromisos”.

Destacó que, ciertamente, debieron iniciar los llamados de las mesas de diálogo de cara a la revisión de las tarifas para el primer trimestre y que no ha habido movimiento del lado del Ejecutivo, “aún cuando los presidentes de los bloques ya hemos enviado las solicitudes al Ministerio”. Según Jiménez, las discusiones, pese a que no hay Gaceta, deben darse con la base de los Bs. 100.

No estimó cuál es el porcentaje a negociar, pues las bases están analizando los escenarios. Lo que sí dejó claro es que el gremio, si se llega a desconocer lo aprobado en la minuta de diciembre, adoptará posturas radicales.

Lo cierto del caso es que en este tejemaneje de si aumenta, de si sale o no la Gaceta, quien verdaderamente sale con los crespos hechos es el usuario, quien por ahora —aprovechando que pronto saldrán de circulación los marrones— paga sin recelo el pasaje, a sabiendas de que no es legal.

Foto referencial



Participa en la conversación