De 368 comercios atacados entre el 17 y el 19 de diciembre en la capital de Bolívar, solo 28 han recibido los préstamos que se prometieron en diciembre. La ciudad, entre tanto, subsiste entre colas por comida.

Ciudad Guayana. El lunes 19 de diciembre, en un acto donde el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) informó las acciones que tomaría el Gobierno luego de los saqueos a Ciudad Bolívar, el diputado Diosdado Cabello prometió créditos para que los dueños de los negocios afectados los recuperaran.

Pues bien, tres semanas después, solo a los propietarios de 28 de los 368 comercios saqueados entre el sábado 17 y el lunes 19 de diciembre les han entregado las ayudas.

El presidente de la Cámara de Comercio de la capital del estado, Austerio González, ya a la luz de los días transcurridos tiene un panorama más claro sobre la magnitud de lo que pasó: el comercio en Ciudad Bolívar perdió entre 35 y 40 millones de bolívares.

“El 29 de diciembre estuvo por acá el presidente del Banco Bicentenario, Miguel Pérez Abad, y entregó 28 créditos de los 93 a los que corresponden por ese banco. Esperamos en estos días por el Banco de Venezuela y por el Banco del Tesoro”, especifica.

Lee también
Ciudad Bolívar es la viva imagen de un cataclismo tras los saqueos

No solo negocios

Desde ese momento, Ciudad Bolívar ha sido colas que se multiplican hasta en los negocios en los que antes no las había: los que no fueron saqueados ahora reciben más y más clientes.

Por otro lado, hay un punto intermedio en algunos supermercados chinos, que solo tienen dos anaqueles en los que venden lo que había en inventario.

“Un mes después, tenemos la certeza de que Ciudad Bolívar perdió más del 50 % de su cadena de distribución de alimentos. Por eso, seguimos pendientes de que los negocios obtengan esa ayuda financiera y el proceso sea lo menos traumático”, apunta González.

Los casi 400 negocios saqueados representan 20 % de la capacidad productiva de Ciudad Bolívar, según la Cámara. Pero los locales no fueron lo único afectado: la secretaria de Educación regional, Brizeida Quiñones, informó que durante esos días, tres escuelas fueron violentadas. ¿El botín? La comida. Otro foco al descubierto semanas después de los saqueos.

Foto: Marcos Valverde



Participa en la conversación