Médicos, docentes y trabajadores de las empresas básicas marcharon este viernes en Puerto Ordaz para advertir que las próximas protestas podrían ser en Miraflores.

Ciudad Guayana. No solo fueron las enfermeras. Cuando otros gremios en Guayana vieron la repercusión que las convocatorias de las marchas de ellas han tenido, decidieron que era hora de unírseles.

Por eso, este viernes, en Puerto Ordaz, médicos, maestros, profesores universitarios y trabajadores de las empresas básicas marcharon al lado de las enfermeras por dos exigencias: mejores salarios y mejor calidad de vida.

Lo de hoy ha sido un éxito porque se sumaron todos los gremios. Con esta fuerza no descartamos que las próximas acciones sean en Miraflores. Es importante  que todos nos sumemos”, exhortó Maritza Moreno, la presidenta de la seccional Ciudad Guayana del Colegio de Enfermeras regional.

La concentración para la marcha comenzó en el hospital Uyapar, de Puerto Ordaz. La caminata atravesó el centro de Alta Vista (sector comercial y residencial más importante de la ciudad) y terminó en un lugar que es emblema de las obras paralizadas en la zona: las bases de la Catedral de Ciudad Guayana.

Multiplicar la unidad

En el lugar donde se construirá la catedral, el sacerdote Gerardo Moreno ofició una misa en la que exhortó a los gremios a permanecer unidos de ahora en adelante.

“Todos estamos en el mismo reclamo y también en el centro de todos los problemas. Por eso es importante mantener la unidad, pero una unidad más allá de lo político. Desde aquí también hago un llamado de atención a los dirigentes políticos y sindicales para que no llegue el próximo año en lo mismo”, dijo Moreno.

Los marchantes recordaron que, como empleados públicos, se sienten doblemente víctimas: primero de un Estado que no garantiza una mejor calidad de vida y, segundo, de un salario que no les da ni para comer.

Lee también
Lo que se sabe hasta ahora de la reconversión monetaria

El (seguro de) HCM (hospitalización, cirugía y maternidad) de un profesor estadal es de cinco millones de bolívares. No nos sirve para nada. Por eso, a estas alturas, no garantizamos el inicio del próximo año escolar, alertó Mariví Sánchez, docente. La consigna de permanecer en protesta prevaleció.

Foto: Cortesía Jhoalys Siverio



Participa en la conversación