Grupo de Boston constató que Edgar Zambrano está vivo pero aislado en Fuerte Tiuna

grupo de boston

Luego de 35 días desaparecido, este miércoles la esposa de Zambrano, Sobella Mejías y tres integrantes del Grupo de Boston tuvieron acceso al parlamentario durante una hora y media. “Está incomunicado en una celda de 2 por 4 metros, pero fuerte de ánimo. Abogó por la libertad de sus compañeros detenidos con él en mayo”, dijo el diputado Oscar Ronderos.

Caracas. El diputado Edgar Zambrano (AD), primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, desaparecido desde el 8 de mayo pasado tras ser detenido por el Sebin, está vivo, pero aislado y recluido en un anexo de la Dgcim que funciona en la sede de la Policía Militar en Fuerte Tiuna.

“No tiene contacto con el exterior desde que fue detenido. No tiene televisión, no tiene una radio, no tiene un libro. No lo sacan al sol. Está las 24 horas del día encerrado en una celda de 4 por 2 metros. Solo tiene contacto con sus custodios. Ayer pudimos dar fe de vida luego de 35 días sin saber si estaba vivo o muerto”, dijo a Crónica.Uno el diputado por AD, Oscar Ronderos.

La fe de vida del parlamentario larense fue obtenida por Ronderos junto con el integrante de la ANC Gerardo Márquez y el ex parlamentario Pedro Elías Blum, todos miembros del Grupo de Boston, además de la esposa de Zambrano, la ex rectora del Consejo Nacional Electoral, Sobella Mejías.

La obtención de autorización para esta visita fue gestionada directamente por dicho grupo, sin intervención de ningún gobierno extranjero, dijo Ronderos. Aclaró que tampoco fue resultado de las conversaciones en Oslo ni del nuevo mecanismo de negociación que se intenta construir en Estocolmo.

Zambrano está bien de salud. No ha estado hospitalizado. Le están dando su tratamiento desde que está detenido. Su familia llevaba diariamente el tratamiento a la Dgcim porque pensaban que estaba detenido allá. Pero él está en un anexo que tiene la Dgcim en la sede de la Policía Militar dentro de Fuerte Tiuna, indicó.

El diputado relató a Crónica.Uno que vio a Zambrano “fuerte, entero” y preocupado por la situación de cuatro integrantes de su equipo de trabajo (Luis Eduardo Peña Muñoz, Pedro Rosario Alfonso, Martín Emilio Hernández y Abraham José Rodríguez) detenidos con él, el mismo 8 de mayo.

Lee también
Sindicato de Inparques denunció ante la AN daños a los parques nacionales

“Nos pidió que abogáramos por sus empleados, pidió que los dejen en libertad. Gerardo Márquez se comprometió a llevar esta petición a las autoridades competentes”, afirmó.

Diputado Oscar Ronderos aclaró que el Grupo de Boston pide la liberación de los tres diputados presos. Foto archivo, Miguel González.

Ronderos dijo que Zambrano también envió un mensaje a la Asamblea Nacional: “Que continuemos en la lucha en defensa de la legitimidad de la Asamblea Nacional”.

El encuentro se extendió por una hora y media. En un primer momento, estuvieron las cuatro personas con Zambrano; posteriormente, Díaz Blum y Márquez se retiraron y lo dejaron conversar con Ronderos y la esposa.

Consultado sobre si el Grupo de Boston está gestionando otras visitas a otros presos políticos o incluso iniciativas de acercamiento entre Miraflores y la alternativa democrática, Ronderos respondió: “El Grupo de Boston no tiene expectativas de soluciones mayores, solo intentamos resolver pequeñas cosas generando ideas para crear condiciones de convivencia, y ayudar en temas como los derechos humanos. No pretendemos un diálogo a nivel nacional”.

Enfatizó que están pidiendo la libertad plena para los tres diputados presos en este momento: Gilber Caro, preso desde el 26 de abril; Edgar Zambrano preso desde el 8 de mayo; y Juan Requesens preso desde el 7 de agosto del año pasado.

El Grupo de Boston fue una derivación del grupo parlamentario de amistad Venezuela-Estados Unidos, creado en el año 2002 y que ha subsistido todos estos años como vía para mantener la comunicación política entre diputados de ambos países en los momentos de mayor tensión bilateral.


Participa en la conversación