Grupo de Lima insta a las naciones a poner bienes de Venezuela bajo control de Guaidó

Representantes de 12 gobiernos reunidos en Chile exhortaron a la ONU a brindar urgente asistencia humanitaria a la población venezolana. Denuncian que “Maduro ha demostrado no tener voluntad de diálogo y por ello exigen el cese inmediato de la usurpación”. Convocan a los países del Grupo de Contacto de la Unión Europea para trabajar de manera conjunta en la consecución de elecciones libres.

Caracas. Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, integrantes del Grupo de Lima, se reunieron este lunes en Chile para revisar el estatus de la crisis venezolana.

El documento final del encuentro, al que asistió el diputado Julio Borges en representación de Venezuela, insta expresamente a las naciones del mundo a trasladar el control de los activos de la República de Venezuela al gobierno interino de Juan Guaidó.

En el décimo punto del comunicado, el Grupo de Lima hace “un llamado a la comunidad internacional para que se continúen adoptando sanciones en contra del régimen ilegítimo de Maduro y la exhortan a poner a exclusiva disposición del gobierno interino del presidente encargado Juan Guaidó los bienes pertenecientes al pueblo venezolano en el extranjero, conforme al ordenamiento jurídico de cada Estado”.

El pasado 15 de enero, la Asamblea Nacional conformó un equipo de trabajo integrado por la comisión de Contraloría, la comisión de Finanzas y la comisión especial de seguimiento a los procesos judiciales sobre bienes de Venezuela en el exterior, que se ha comunicado con más de 60 países del mundo para tal fin. A la fecha han logrado la congelación de activos, el bloqueo de transacciones con la administración de Maduro, y el traspaso de cuentas del Estado al control de Guaidó en Estados Unidos, Reino Unido, Uruguay, Francia, entre otros.

Lee también
2019 ¿diálogo, negociación o acuerdo político?

El Grupo de Lima también expresó su rechazo a la presencia de efectivos militares o policiales de otros países en Venezuela por considerarlo una amenaza regional. En tal sentido, los países miembros del bloque “rechazan cualquier amenaza o curso de acción que implique una intervención militar en Venezuela, condenan la injerencia extranjera en ese país y demandan el retiro inmediato de los servicios de inteligencia, seguridad y fuerzas militares que se han desplegado en ese país sin amparo en la Constitución venezolana”, dice el punto 11 del acuerdo final.

Luego de más de 7 horas de debate y discusiones, los cancilleres y embajadores presentes en la reunión concluyeron que “el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro ha demostrado no tener voluntad de diálogo” y por ello exigen el cese inmediato de la usurpación. “Esta es una condición indispensable para el restablecimiento de la democracia y el orden constitucional a través de la celebración de elecciones libres, justas y transparentes, con acompañamiento y observación internacional”.

En ese mismo orden, invitan a los países integrantes del Grupo de Contacto Internacional de la Unión Europea a juntar esfuerzos para apuntalar salidas pacíficas y constitucionales que permitan no solo el cese de la usurpación sino la celebración de elecciones libres y confiables.

El Grupo de Lima acordó realizar próximamente una conferencia internacional por la democracia en Venezuela, donde podría cristalizar esa integración con el Grupo de Contacto. El comunicado completo, donde también piden la liberación de los presos políticos y el respeto a las atribuciones de la Asamblea Nacional y sus integrantes, entre otros puntos, puede verlo aquí.


Participa en la conversación