La movilización estaba pautada con una ruta corta. Pero minutos después de partir, los militares la dispersaron con gases lacrimógenos.

Ciudad Guayana. Hubo menos gente que en la del 19 de abril. Mucho menos. Tanto, que sus organizadores estuvieron una hora dilucidando si marchaban o se quedaban en el lugar de la convocatoria —el centro comercial la Churuata, de Puerto Ordaz— y todo quedaba como una concentración.

Llegó entonces más gente. Sobre las 11: 00 a. m., los convocantes de esta marcha, principalmente de la secretaría ejecutiva de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), anunciaron la decisión: caminarían hasta Alta Vista (aproximadamente un kilómetro), tomarían la avenida Paseo Caroní y regresarían al punto de partida. Una hora, a lo sumo. Una hora, siendo exagerados.

Entró la Guardia Nacional en la jugada, pensando que la oposición podía, nuevamente, tomar la Plaza Monumento CVG, como había ocurrido el 19 de abril. Por eso, a los minutos de comenzar la caminata, la disolvieron con bombas lacrimógenas.

“Lo que nosotros queremos destacar aquí es que esta era una manifestación pacífica. Solo íbamos a llegar a Alta Vista y a regresar. Pero ya ustedes vieron que cuando íbamos arrancando, los guardias hicieron lo que hicieron”, explicó el secretario ejecutivo de la MUD en Caroní, Dick Souki.

Lee también
Maracaibo marchó con “flojera” este 20A

Represión consistente

Los militares rodearon las zonas de La Churuata y de Alta Vista durante todo el mediodía para evitar que los manifestantes se reagruparan. Al final de la tarde solo había barricadas en las calles y un grupo de protestantes.

“Nosotros no podemos seguir en esto. Lo que tenemos previsto es ir a la GNB para exigir el respeto al derecho a protestar, aunque ya sabemos que es un órgano de la dictadura”, apuntó María Álvarez, de Bandera Roja.

Puerto Ordaz ha sido una de las ciudades en los que la represión militar ha descollado en los últimos dos días. Además de los heridos, en la noche del 19 de abril se contaban más de 80 detenidos. Para muchos de ellos no están pautadas las presentaciones ante los tribunales.

Eso, sin contar los heridos, entre los que destacan el estudiante de la UCAB y fotógrafo Donner Rivas, que deberá ser operado luego de ser agredido con golpes y perdigonazos en la manifestación del miércoles.

La MUD regional se reunirá para definir las próximas acciones. Mientras tanto, los guayaneses transitan esquivando troncos, bolsas de basura y fogatas en plenas calles y avenidas. Aunque los manifestantes, en realidad, son pocos.

Foto: Marcos Valverde



Participa en la conversación