La nueva normativa monetaria divulgada por el Banco Central de Venezuela aclara el panorama y contradice lo dicho el lunes por el presidente del instituto emisor.

Caracas. Mediante resolución N.º 18-08-01, el Banco Central de Venezuela (BCV) dio a conocer los parámetros que regirán el encaje especial de 100 % a partir del 3 de septiembre para todas las instituciones bancarias del país. El ente emisor aclaró que el mismo solo aplicará en caso de que las reservas bancarias excedentes superen las cifras existentes al 31 de agosto de 2018, desmintiendo así lo dicho por Calixto Ortega, máximo representante de la institución, quien había indicado que la nueva medida sería aplicada a los depósitos que se efectuaran a partir del 1° de septiembre.

El documento, publicado en la Gaceta Oficial N.º 41.472, en la práctica contradice al vicepresidente para el área económica Tareck El Aissami, quien anunció que con esta medida lograrían que “el sistema bancario no utilice ese dinero para reciclarlo o inyectarlo a otros destinos como créditos comerciales que terminan siendo utilizados para irse al mercado especulativo, a la compra de divisas especulativas”. Expertos señalan que la resolución, lejos de limitar los créditos, tendrá como consecuencia un aumento de los mismos. Crónica.Uno consultó a varios expertos para que explicaran el alcance de esta medida:

¿Qué es el encaje ordinario y qué lo diferencia del especial?

El encaje ordinario es una porción de los depósitos que los bancos reciben, mediante cualquier modalidad, y que son enviados al Banco Central con el fin de mantenerlos como reservas y evitar que sean invertidos o prestados. De acuerdo con la resolución N.º 14-03-02 del directorio del Banco Central de Venezuela dicha fracción puede variar entre 21,5 % y 31 % del total de los depósitos, mientras que el encaje especial implica la retención del 100 % de los depósitos que generen un aumento de las reservas bancarias excedentes al cierre del 31 de agosto que, según cifras del BCV, arrojaron un total de 18.762,93 millones bolívares soberanos.

Lee también
FMI estima inflación de 10.000.000 % en 2019 para Venezuela

¿Qué es la reserva bancaria excedente y cuál es su fin?

Es el saldo que mantiene cada banco en la cuenta única del Banco Central de Venezuela con el encaje ordinario ya deducido. Comúnmente es utilizado para realizar préstamos entre las instituciones bancarias debido a que el factor de riesgo es menor. Las reservas excedentes se han incrementado en los últimos años gracias a la hiperinflación y al congelamiento de la tasa de interés, condiciones que hacen poco viable otorgar préstamos a personas naturales y jurídicas.

¿Qué busca el BCV con esta resolución?

En teoría, el Banco Central incentiva que las reservas excedentes disminuyan o, al menos, no superen el umbral del monto del 31 de agosto de 2018. Para evitar que eso suceda, las instituciones deberán capitalizarse, realizar préstamos y hacer uso de su dinero con el fin de que el 100 % de esas reservas no sea retenido. Es decir, habrá más bolívares en las calles.

¿Los depósitos que se realicen en los bancos ahora irán al BCV?

No. La medida señala que en caso de que las instituciones bancarias superen las cifras de sus reservas al 31 de agosto, tendrán una retención del 100 % de esa variación.

¿Esta medida afecta en algo la inflación?

Sí, debido a que los bancos se verán en la obligación de otorgar préstamos, bien sea a empresas para reponer inventarios o a personas naturales mediante créditos comerciales, de vivienda o aumentos de límites de las tarjetas de crédito. Esto traerá como consecuencia un incremento en el consumo que, debido a la baja oferta de bienes que hay en el mercado, hará cada vez más costosa la reposición de productos en los anaqueles y con ello un previsible aumento de precios.

Lee también
Canasta básica Cenda de alimentos, bienes y servicios subió 83,8% en agosto

¿Perjudica al ciudadano común?

El que existan más bolívares que bienes en el mercado acelera aún más la hiperinflación. A su vez, de acuerdo con Rosamnis Marcano, economista de la firma Econométrica, los bancos posiblemente reduzcan el plazo de pago de los créditos para así obtener beneficios que no se vean afectados por el fenómeno inflacionario.

Foto referencial: Angeliana Escalona


Participa en la conversación