A Rafaela, una mujer de 44 años de edad que no quiso dar su verdadero nombre para resguardar su identidad, se le acabó su tratamiento antirretroviral hace tres meses, por lo que optó por consumir medicamentos naturales, para así poder mantener su sistema inmunológico.

Valencia. A Rafaela, una mujer de bajos recursos que vive en Los Guayos, estado Carabobo, y lleva cinco años viviendo con VIH, se le acabó su tratamiento antirretroviral hace tres meses, por lo que decidió consumir medicamentos naturales.

La mujer vive diariamente con incertidumbre. “No quiero morir”, repitió varias veces. Ella sabe que los medicamentos naturistas no tienen el mismo efecto que los antirretrovirales.

Yo me tomo en las mañana el jugo de un limón, en ayunas. Vi ese remedio en Facebook, para prevenir la gripe y las infecciones. También compro calostro, pero ya ha aumentado mucho. Trato de no llevar sereno, cuidarme de no estar cerca de personas con gripe, una simple gripe nos puede matar si no tenemos las defensas altas”, relató.

Rafaela, que es madre de tres hijos, no quiso revelar cómo se contagió de VIH. Lamenta que las fallas en la entrega de los antirretrovirales durante este 2018 hayan cobrado la vida de muchos pacientes. Ella asegura que, por tratarse de medicamentos de alto costo, la responsabilidad recae sobre el Estado.

Por ello insistió en exigir al Gobierno que realice la compra de los medicamentos, para que en 2019 no se presenten fallas en la entrega de antirretrovirales.

“Muchos de mis conocidos con la enfermedad ya han partido, y a otros ya se les ve deteriorados por la falta de medicamentos”.

La mujer, que trabaja como comerciante, asegura que su control médico lo lleva a cabo en la Ciudad Universitaria Dr. Enrique Tejera (Chet). Contó que cuando debe ir a consulta sale de su casa a las 5:00 de la madrugada con la esperanza de llegar a tiempo al nosocomio. “Las colas son grandes, hay mucha gente que se ve allí”.

Lee también
Entre tres y cinco pacientes con VIH fallecen cada semana en Hospital Central de Valencia

Foto: referencial


Participa en la conversación