Este sería el quinto efectivo de este componente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que muere en una semana por actos violentos.

Caracas. El sargento primero de la Guardia del Pueblo, entre adscrito a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Edgar Colmenares, fue hallado con tres impactos de bala y en estado de descomposición en la Base de Misiones ubicada en el barrio Planta de Cemento, en el kilómetro 1 de la carretera Panamericana, Los Teques.

El efectivo se encontraba de servicio en dicha instalación y fue encontrado a las ocho de la mañana. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) realizaron el levantamiento de los restos y presumen que el homicida fue otro sargento que, además, se robó el armamento.

Este sería el quinto efectivo de la GNB que muere en una semana en Venezuela. El pasado jueves 8 de noviembre el coronel Henry Domingo Arellano Solano, comandante de la ADI Conopoima, en San Juan de los Morros, Guárico, fue asesinado a manos de la delincuencia en Maracay, Aragua.

Según el reporte, Arellano se desplazaba por la avenida principal de Villa de Cura, cuando sujetos desconocidos, en una moto KLR y una camioneta Toyota Hilux, con indumentaria del Cicpc, lo sorprendieron mientras él se desplazaba en un vehículo Toyota, modelo Fortunner, de color blanco, acompañado de Johan José Estévez Godoy de 46 años de edad, y una ciudadana de nombre Yoraima. Al momento de ser identificado como oficial superior, le efectuaron múltiples disparos en el rostro, ocasionándole la muerte. Posteriormente los delincuentes secuestraron a los dos acompañantes en la camioneta que conducía.

Lee también
Llega diciembre y de nuevo hay “dakazo” de ropa y calzados en el centro y Sabana Grande

Por otro lado, el pasado domingo 4 de noviembre, un enfrentamiento entre efectivos de la GNB y grupos irregulares colombianos dejó un saldo de tres soldados venezolanos muertos y 10 heridos. El hecho ocurrió en la comunidad indígena Picatonal, en Puerto Ayacucho, Amazonas, luego de que nueve presuntos miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) fueran detenidos, uno de ellos, Luis Felipe Ortega Bernal, de nacionalidad colombiana y supuesto líder de la banda, que es actualmente la única guerrilla que se mantiene activa en Colombia después del proceso de pacificación y pase a la política de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El mismo se encuentra recluido con el resto del grupo en la cárcel militar de Ramo Verde.

Foto: Francisco Bruzco


Participa en la conversación