David Gómez, de dos años, presentó heridas por arma blanca en el abdomen. El Cicpc lo localizó en la terraza 28 de la UD2, pues el novio de la mamá del pequeño confesó dónde lo había enterrado.

Caracas. La mañana de este miércoles 6 de septiembre fue localizado sepultado el cadáver de David Jiván Gómez Mendoza, de dos años, quien se encontraba desaparecido desde el pasado sábado 2 de septiembre.

Las labores del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) dieron con su cuerpo en la terraza 28 de la UD2 de Caricuao, ingresando por el conocido barrio Los Cotorros.

Presentaba heridas por arma blanca en el abdomen. Aún vestía la ropa que llevaba puesta el día que desapareció: una pijama y unas cholas tipo Cross color azul con verde.

Los funcionarios lo sacaron envuelto en sábanas y lo trasladaron hasta la furgoneta, para ser llevado hasta la morgue de Bello Monte, donde continuarán con los protocolos de rutina que servirán para las investigaciones.

Lee también
“Le dio veneno para chiripas a mi nieto, lo golpeó y abusó de él”

La División contra Homicidios del Cicpc llegó a la zona luego de que el presunto homicida, Daniel Mendoza, de 21 años, se confesara culpable y dijera a los funcionarios dónde lo enterró. Es novio de la madre del niño, Iraida Mendoza, de 19 años.

Presuntamente, le quitó la vida al pequeño luego de una discusión con su novia por celos. Se conoció extraoficialmente que este miércoles se comunicó con la policía científica y sostuvo que se entregaría en lo que resta de semana, pero hasta el momento sigue prófugo de la justicia.

La víctima desapareció el pasado sábado, cuando la joven fue a casa de su novio en compañía de su único hijo, en el sector Guaicaipuro. Aproximadamente a las 11:00 a. m., el niño se perdió de vista y estuvieron buscándolo por toda la zona, con ayuda de Daniel.

En horas de la noche, la madre decidió denunciar y su novio desapareció, convirtiéndose en el principal sospechoso.

El menor de edad vivía con su mamá en Chapellín; tiene un año de relación con Daniel. Sus familiares no lo conocían hasta ese sábado, pues mantuvo su noviazgo en secreto, de acuerdo con declaraciones de un allegado.

La joven ofreció distintas versiones de cómo sucedieron los hechos y hasta el momento no ha sido detenida, aunque se especuló que tenía vinculación con lo sucedido. Sin embargo, las autoridades aún investigan y se presume que él actuó solo y por venganza.

Lee también
“Esa mujer mató a mi hija y a mis nietos porque estaba obsesionada con ella”

Niños víctimas de venganzas

El pasado lunes 21 de agosto fue asesinado un niño de tres años por su padre de crianza. El hecho ocurrió en el barrio El Tamarindo de El Valle, mientras William López lo cuidaba.

Vecinos relataron que en horas de la madruga oyeron al menor llorar, pero ya estaban acostumbrados a escuchar golpizas en esa vivienda. Además de darle una paliza, abusó sexualmente de él y le dio veneno para chiripas.

El sujeto se encuentra detenido. Carmen Hernández, su abuela materna, sostuvo que el día del crimen también estaba su nieto, de dos años, quien es hijo biológico de William y resultó ileso.

La pareja tiene tres hijos, el menor de 11 meses. Carmen contó su hija estaba separada de él porque era muy celoso y violento. Recientemente la había amenazado, diciéndole “te daré donde más te duele”.

También el pasado 26 de junio fue localizada enterrada una madre, junto con sus tres hijos, en la urbanización La Raiza de Santa Teresa del Tuy.

La presunta autora del crimen fue Estefany Martínez, de 21 años, quien estaba obsesionada con Dayerlín Marín, de 31. La apuñaló y posteriormente la sepultó en el patio de su vivienda. A los pequeños, de 14, 10 y 9 años, los envenenó con altas dosis de medicamentos que tomaba su madre debido a graves problemas de salud.

Lee también
Vecinos de la Cota 905 denunciaron que delincuentes presionan a la GNB para que se retire

Según la organización Cecodap, que defiende los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, en 2016 se registraron 1150 homicidios en Venezuela y aumentaron 12 % con respecto a 2015, cuando hubo 1026.

En cuanto a la violencia familiar registraron que los casos aumentaron 51 %. 45 niños fueron asesinados por sus padres y 101 resultaron víctimas de maltrato infantil.

Foto referencial: Mariana Mendoza



Participa en la conversación