La empresa de vigilancia fue sustituida por dos adultos mayores pertenecientes a la milicia, lo que presuntamente fue aprovechado por delincuentes que se llevaron hasta los techos del Centro de Formación Germán Celis Saune que tenía más de 51 años de funcionamiento en el estado Carabobo.

Valencia. La delincuencia no da tregua en el estado Carabobo y esta vez le tocó al Centro de Formación Profesional Germán Celis Saune adscrito a Corpoelec, ubicado en el municipio Libertador del estado Carabobo, institución que debía iniciar actividades este 11 de septiembre, no obstante, las instalaciones amanecieron desmanteladas por acción del hampa.

Johana Galarraga, vocera de trabajadores de esta institución, manifestó que la sorpresa que recibieron los 100 trabajadores este lunes fue que los ladrones se llevaron hasta los techos. Hace más de un año que el hampa azota al centro educativo, encargado de formar a los futuros profesionales que darían atención al sistema eléctrico nacional.

El Centro de Formación Profesional Germán Celis Saune durante 51 años formó a mas de 8000 profesionales eléctricos y fue punta de lanza en Latinoamérica al también abrir sus puertas a aprendices de países vecinos. Hoy la escuela se resume a escombros y desmantelamiento. 600 estudiantes debían iniciar actividades educativas y se les debía brindar alojamiento y alimentación.

Falta de seguridad invitó al hampa

Galarraga informó que desde el pasado mes de marzo, la empresa de servicio de seguridad que se encargaba de resguardar las ocho hectáreas de la escuela fue sustituida por dos milicianas que son adultas mayores.

Al parecer la razón que llevó a dejar sin servicio de vigilancia fue la falta de presupuesto.

Lee también
En la Escuela de Biología de la UCV tienen que reusar materiales para trabajar en los laboratorios

La trabajadora, que lleva más de 12 años de servicio en la empresa, relató los robos iniciaron un año atrás. Entre los empleados se organizaron durante seis meses para resguardar las instalaciones, hasta que la situación se hizo insostenible por las frecuentes amenazas que recibían.

Ante esto, el personal de la institución le dio parte a los cuerpos de seguridad,avisamos al Cicpc, Sebin, Alcaldía de Libertador, pero nadie hizo nada. Hoy esta escuela queda inoperativa y sus pérdidas son incuantifincables.

Rechazan reubicación de puesto de trabajo

Johana Galarraga indicó que Corpoelec les notificó que ante la situación que vive el centro de formación deben ser reubicados en nuevos puestos, y fueron trasladados a la oficina central ubicada en Valencia. No obstante, esta acción es rechazada por los empleados pues las condiciones no son las más idóneas.

Allí hay hacinamiento, los baños no funcionan, no hay aires acondicionados y ni siquiera mobiliario para ubicarnos, subrayó

No descartan acciones de protesta

Ante el dolor que sienten por el cierre de la escuela y el panorama incierto, los trabajadores no descartan iniciar acciones de calle para llamar la atención del ministro Luis Motta Domínguez. Las exigencias son claras: reactivación de las actividades académicas y mejoras en la áreas laborales.

Foto: Leomara Cárdenas



Participa en la conversación