El hampa no respeta ni a las madres de los peloteros

El secuestro de la progenitora del grandeliga Elías Díaz no es el primero de este tipo. La mamá del exlanzador Víctor Zambrano también fue plagiada.


Caracas. El feliz desenlace del secuestro a la madre del grandeliga Elías Díaz en el estado Zulia hizo recordar otro caso muy similar que afortunadamente tuvo la misma resolución y que, seguramente, le trajo ingratos recuerdos a otro ligamayorista ya retirado de los diamantes.

Y es que en noviembre se cumplirán ocho años del rapto que sufrió en 2009 Elizabeth Méndez de Zambrano, mamá del exlanzador Víctor Zambrano, quien en las Grandes Ligas vistió las camisetas de Rays, Mets, Azulejos y Orioles.

Para infortunio del pelotero mirandino, no era la primera vez que el hampa plagiaba un familiar, pues hacía menos de un mes que los cuerpos policales habían hallado los restos de su primo, Richard Méndez Zambrano, dos días después de ser reportado como desaparecido.

Méndez fue secuestrada en una finca ubicada en Tucutunemo, estado Aragua por un grupo de siete delincuentes armados, que pretendían robar la propiedad familiar pero al no encontrar grandes sumas de dinero ni joyas decidieron llevarse a la madre del atleta.

Luego de 72 horas, la Brigada Antisecuestros del Cuerpo de Investigaciones Civiles, Penales y Criminalísticas (Cicpc) rescató a la mujer en una vivienda con paredes de madera y techo de zinc, cercana a la carretera Panamericana de la entidad aragüeña. Según el jefe de la policía judicial, Wilmer Flores Trossel, a la madre de Zambrano la mantuvieron cautiva bajo condiciones infrahumanas y solo la alimentaron una vez en tres días.

Lee también
"Ya son casi tres años desaparecidas y solo nos queda tener fe en Dios"

Estar al lado de ella en este momento de verdad es una gran alegría. Nunca pensé que podríamos estar de nuevo juntos tan pronto, declaró por aquellos días el otrora serpentinero cuya última divisa en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) fue Leones del Caracas en la temporada 2012-2013.

Por el hecho delictivo, la Fiscalía imputó a cuatro sujetos por porte ilegal de arma de fuego y secuestro.

Cabrera denunció

El año pasado, el inicialista de los Tigres de Detroit, Miguel Cabrera, denunció las constantes amenazas que recibía su madre de ser secuestrada. Estoy cansado de pagar vacuna. Dicen que van a secuestrar a mi vieja, no sé si son policías o malandros, alertó el grandeliga a través de las redes sociales.

Ante casos como los descritos, muchos peloteros criollos de la gran carpa optan por reubicar en zonas menos inseguras o incluso a sacar a sus familiares más cercanos de Venezuela y se abstienen de jugar en la LVBP, que se mantiene como una vitrina para jugadores jóvenes y experimentados en busca de volver al béisbol organizado.

Foto: Cortesía


Participa en la conversación