El pasaje mínimo entre los municipios Baruta, El Hatillo y Libertador aumentó el doble respecto al último ajuste, realizado en mayo. En Baruta, el pasaje pasó a costar 1000 bolívares; desde Chacaíto hasta Las Minas y La Trinidad, los usuarios tendrán que pagar 1400; mientras que hacia El Hatillo el pasaje fue fijado en 1800.

Caracas. Transportistas del sureste de Caracas aumentaron, desde el sábado 17 de agosto, el pasaje mínimo en todas sus rutas, tanto internas en el municipio Baruta, como las que viajan entre este municipio y el municipio Libertador. El ajuste fue de hasta 100 % en relación con lo fijado en mayo de este año. 

Conductores de las líneas señalaron que el aumento era necesario debido al deterioro de las unidades y la inflación, mientras que los usuarios exigen respuestas de las autoridades y la promulgación del aumento en una Gaceta Oficial.

El sábado en la mañana agarró desprevenido a más de uno que llegaba a Chacaíto para abordar la unidad que lo llevaría a su lugar de trabajo o residencia. Raúl Quevedo, plomero que reside en Catia, señaló que pudo pagar los 1400 bolívares que le exigió el conductor porque los dueños del apartamento donde está trabajando se los repondrían. «Menos mal que los tenía y que los jefes me los devuelven, porque si no me hubiera tenido que devolver a mi casa», dijo. 

Sin embargo, no todos corrieron con la suerte de Raúl. Este lunes en la mañana, quienes van diariamente de Libertador a Baruta, o viceversa, se encontraron con un aumento de pasaje que sorprendió a los usuarios pues, aseguran, no fue informado con antelación. 

 «Normalmente, una o dos semanas antes de un aumento de pasaje, los fiscales avisan o ponen carteles en las ventanas de los autobuses, pero esta vez ni eso», mencionó Claudia Velandria al ser consultada por Crónica.Uno al momento de desembarcar de una unidad.

El pasaje mínimo para las rutas Chacaíto-Las Minas y Chacaíto-Trinidad-Baruta pasó de 700 a 1400 bolívares, más de un día de salario mínimo (Bs. 40.000 al mes), mientras que para las rutas largas como la de Chacaíto-El Hatillo y Las Minas-El Silencio el monto fijado fue de 1800 bolívares, el doble de lo que costaba hasta el viernes. 

El pasaje mínimo oficial solo existe en la teoría, pues en la práctica los transportistas han hecho ajustes superiores durante todo el año.

Conductores consultados aseguraron que el aumento ya era necesario, pues desde mayo –mes en el que se llevó a cabo el último ajuste– “casi todo ha aumentado más del doble”, afirmó Antonio Piñera, quien trabaja en una de las líneas de Chacaíto.

Según Antonio, un conductor de estas rutas hace entre seis y ocho viajes diarios, “algunas veces la unidad va llena, otras veces no. Pero ahora todos los repuestos se pagan en dólares y con lo que ganamos no alcanza para mantener las unidades y llevar comida a la casa”.

Debido a lo sorpresivo del aumento, muchos usuarios prefirieron esperar en las paradas a que algún conductor les aceptara los 700 bolívares para poder llegar a sus trabajos. “Si pago los 1400 después no tengo cómo regresar a mi casa”, dijo un joven que esperaba en la cola de la ruta Chacaíto-Baruta.

El cobro de pasaje preferencial para personas de la tercera edad, que ya estaba condicionado a cierto número de pasajeros por unidad, tampoco es respetado por algunos conductores. La falta de efectivo, aseguran los usuarios, es el principal motivo por el cual rechazan aumentos «desproporcionados» del pasaje mínimo, pues no todas las agencias bancarias permiten retirar montos altos y son pocos los cajeros automáticos que dispensan dinero en efectivo.

En Las Minas de Baruta, por su parte, quienes se dirigían a La Trinidad o el pueblo de Baruta también se sorprendieron con los gritos del fiscal, quien exclamaba que el nuevo monto del pasaje era de 1000 bolívares. Por ello, algunas personas optaron por caminar hacia su lugar de destino para así tener dinero con qué pagar el pasaje de regreso. 

El 23 de mayo de este año, el Ministerio de Transporte decretó mediante la Gaceta Oficial N° 6457 que el monto máximo que se cobraría sería de 300 bolívares, sin embargo, ya previo a este decreto muchos transportistas cobraban 500 bolívares, hasta hace unas semanas.

Lee también
Pasajes para viajar entre Caracas y las ciudades dormitorio descosen bolsillo de los usuarios

Participa en la conversación