El excandidato presidencial señaló que se enteró de la reunión de dirigentes de la oposición a través de un tuit y reiteró que espera encuentros “más amplios” en los próximos días.

Caracas. El excandidato a la presidencia de la República y exgobernador del estado Lara, Henri Falcón, aseguró este martes que no fue invitado a la reunión entre altos dirigentes opositores que se realiza en la ciudad de Bogotá y que fue dada a conocer a la opinión pública por parte del exalcalde Antonio Ledezma.

Falcón, que ofreció este martes una rueda de prensa, dijo que no tenía información de dicha reunión y que a la misma no fue invitado, esto pese al encuentro que sí sostuvo Falcón el pasado 19 de julio en Caracas con Henry Ramos Allup, Henrique Capriles Radonski, Victor Márquez, Manuel Rosales y Tomás Guanipa.

Ni fuimos invitados ni tenemos conocimiento de esa reunión. La semana pasada publicamos información de una reunión que tuvimos con el monseñor Baltazar Porras en la que evaluamos alternativas que nos permitieron abordar estrategias para sumar fuerzas. Para nosotros no hay reuniones secretas. Es posible que tengamos reuniones en los próximos días, quizás un poco más amplias, expresó el dirigente.

Entretanto, el exalcalde de Caracas y perseguido político, Antonio Ledezma, confirmó esta mañana en su cuenta Twitter que durante su estadía en Bogotá para la toma de posesión de Duque, sostendría diversas reuniones con dirigentes de oposición.

Mientras Maduro usurpa el poder en Venezuela, no habrán elecciones libres, ni posibilidades de rescatar a la nación de la tragedia. Por eso en las reuniones con presidentes, expresidentes, embajadores, parlamentarios y dirigentes de nuestro país: cero falsos diálogos ni fraudes electorales, escribió Ledezma en la red social.

Aunque el dirigente de Alianza Bravo Pueblo no dio más detalles, los encuentros habrían tenido lugar desde el lunes en la noche. Según fuentes de la Asamblea Nacional, en los mismos habrían participado Julio Borges, diputado por Primero Justicia (PJ) exiliado en el vecino país; Tomás Guanipa (PJ) promotor del encuentro parlamentario regional por Venezuela realizado en Cúcuta el pasado 1° de junio; Francisco Sucre (VP) presidente de la comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (AN); Omar Barboza (UNT), presidente de la AN; y Carlos Vecchio, coordinador internacional de VP, también exiliado pero en Estados Unidos.

Lee también
María Corina Machado: “Cuidado con convertir la transición en una transacción”

Falcón, por su parte, no dio mayor importancia a la reunión y dijo que en lo que a él refiere, estará abierto a la posibilidad de reunirse en los próximos días, encuentros que podrían darse y que serían similares al que sostuvo el 19 de julio. Fue un intercambio de posiciones y de ideas, teníamos tiempo que no conversamos. Es importante porque siempre son más las coincidencias que las diferencias, dijo sobre aquel evento.

El ex aspirante a la presidencia agregó que desde su bando político jamás se han tenido complejos en encerrarse en posiciones que los muestren arrogantes y que por ese motivo está dispuesto a conversar con quien haga falta para abordar la crisis del país.

Vamos a tener conversaciones con quienes tengamos que tenerlas. Si a mí me convocan a discutir los problemas del país, voy a discutirlos, señaló, para luego agregar que los encuentros “pueden ser privados” pero que “jamás pueden ser secretos ni dándole la espalda al pueblo”.

Aferrado a negociación con el chavismo

Inclusive antes de postularse formalmente para las presidenciales del 20 de mayo del 2018, Henri Falcón se ha mostrado abierto a la posibilidad de buscar una salida negociada al gobierno de Nicolás Maduro, algo que pasa por encuentros con el sector oficialista, una postura que aún defiende y que, aseguró, sigue vigente dado que en Venezuela “ya estamos en transición”.

Falcón, quecondenó los hechos ocurridos en la avenida Bolívar el pasado 4 de agosto, reiteró que, a su juicio, toda transición venezolana debe ser “basada en la constitución, pacífica, con acompañamiento internacional sin injerencia y por la vía electoral”, es por eso que este 7 de agosto señaló que aspira que una posible negociación abra las puertas para unas nuevas elecciones presidenciales, en las que finalmente Nicolás Maduro sea removido de su cargo.

Hay que ver cómo sentamos al Gobierno para una negociación verdadera, parte de esa negociación tiene que ser la transición, es el elemento fundamental de la negociación. Ese elemento debe considerar un nuevo proceso electoral presidencial en Venezuela, explicó.

Añadió que uno de los principales interesados en poder lograr dicha transición a través de la vía negociada es el gobierno de Maduro. La situación del país es extremadamente caótica, el Gobierno, que maneja sus escenarios, porque los maneja, tiene que evaluar que lo que más le conviene es una transición que permita una construcción en el marco de las soluciones al país, sostuvo.

Ahora bien, el propio dirigente reconoció que antes de lograr entablar una negociación es necesario trabajar en la “reunificación de la oposición”, algo que dijo que, por los momentos, no existe, tras la desintegración de la Mesa de la Unidad Democrática. Sin embargo, destacó que algunos “factores” —no quiso ofrecer nombres— empiezan a ver una negociación con el chavismo como algo “imperativo”.

Hay factores de oposición que ya comienzan a ver un poquito más de claridad de qué es imperativo. Factores y líderes, individualidades, por eso cuando hablamos de oposición no podemos circunscribirla a cuatro partidos, eso fue un error interesado el pensar que la oposición es el G4. Es plural y diversa, ahí podemos tener unas diferencias, pero creo que estamos buscando los puntos de entendimiento que nos permitan explorar una salida y sin duda la lógica te habla de una salida negociada a la crisis, sostuvo.

Al hablar sobre los factores de la oposición con los que estaría dispuesto a reunirse, comentó que no tiene ningún inconveniente con los dirigentes, excepto una: María Corina Machado, una postura similar a la que la propia dirigente de Vente Venezuela mostró al momento de ser consultada por Crónica.Uno sobre un posible diálogo.

Con los sectores radicales no tengo una vinculación ni quiero tenerla. No me identifico en lo absoluto con María Corina Machado ni con esos sectores extremistas, ellos tienen una posición que no comparto. Ahora, reconozco algo en ella, ha tenido una posición vertical y coherente, mantiene su posición y la dice, explicó.

Foto: Héctor Antolínez


Participa en la conversación