La Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología Nacional denunciaron que este programa resulta riesgoso para la salud de los pacientes y es de dudosa calidad profesional. Por tanto, consideraron que debe ser suspendido, pues carece de los estándares técnicos y éticos necesarios para la atención digna de los pacientes.

Caracas. El plan quirúrgico “exprés”, una nueva fase del Plan Barrio Adentro 100 %, pasa por debajo de la mesa en el hospital José María Vargas, ubicado en la parroquia Altagracia, donde desde el pasado 30 de abril sus ocho quirófanos quedaron inoperativos debido a una fuerte filtración.

Desde entonces los están remodelando, así como las áreas de preanestesia y recuperación posquirúrgica que tiene una capacidad para 15 pacientes.

Mientras culminan las reparaciones, el director de este centro, Tirso Silva, habilitó dos pabellones en la sala 19, los cuales no tienen entradas independientes; uno de ellos tiene una ventana hacia el exterior; usan un mismo lavabo —que dicho sea de paso, está tapado y desborda el agua—, no tienen suficiente aire acondicionado y, según los trabajadores, no tiene los cultivos realizados por el Instituto Nacional de Higiene. El lunes 12 de junio les avisaron que estarían listos, pero de nuevo la lluvia inundó los espacios. Además faltan la pintura epoxica y vinil para los acabados de los pisos.

Lee también
El hospital Vargas no da pie con bola para su recuperación

Las operaciones que se hacen en el Vargas son las estrictas emergencias. De hecho, las consultas electivas fueron suspendidas precisamente porque no hay oferta quirúrgica, pese al llamado del Gobierno de implementar el plan.

Piden la suspensión

Según la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, el programa gubernamental debe ser suspendido pues carece de los estándares técnicos y éticos necesarios para la atención digna de los pacientes.

Este plan, según lo anunciado por el presidente Nicolás Maduro, pretende abarcar inicialmente a 100.000 pacientes en los próximos 2 meses, en 90 hospitales del país.

Selección de pacientes

Se hará un despliegue casa por casa que será verificado por el equipo de censo quirúrgico con el apoyo de la data del Carnet de la Patria, Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), grupo básico de salud, Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), direcciones regionales de salud e integrantes de la vicepresidencia de la mujer del PSUV. Posteriormente, se efectúa la convocatoria a los pacientes seleccionados para realizar los preoperatorios respectivos, recepción de pacientes para realizar los preoperatorios e inicio de intervenciones quirúrgicas, hasta el chequeo postoperatorio.

En las jornadas quirúrgicas se realizan 8 tipos de cirugías de baja complejidad entre ellas: hernia inguinal, varicocele, lipomas, verrugas, nevus, eventración, hernias umbilicales, esterilizaciones; 10 de mediana complejidad: hidrocele testicular, hernia umbilical, hernia supra umbilical, hernia, fimosis hernia inguinal, adherencia balanoprepucial, amígdalas, adenoides, frenill; y 5 de alta complejidad, como traumatología, colecistectomía, histerectomía, oncología, neurocirugía.

No obstante, para la Red es preocupante que los pacientes carezcan de una historia clínica, que no haya una valoración de riesgo operatorio, general y anestésico elaborado y contenido en un documento formal.

Además, critican que los enfermos son remitidos desde los CDI y evaluados por personal no calificado, que no ha cumplido con los requisitos legales para el ejercicio de la profesión médica en Venezuela.

Lo otro que alertan es que no hay continuidad en la evaluación y seguimiento postoperatorio de los casos por el equipo quirúrgico que intervino.

Los cirujanos que han realizado tales intervenciones, en muchos casos, no pertenecen a los hospitales en donde han realizado los procedimientos quirúrgicos y no es posible ubicarlos en caso necesario en el postoperatorio. En consecuencia, no se garantizan los cuidados postoperatorios, por personal calificado, dotación suficiente de los medicamentos, controles de laboratorio y de procedimientos de imágenes habituales, de manera continua, efectiva y de calidad, dada las profundas fallas de dotación y carencias de los hospitales, dicen los médicos en un comunicado enviado.

Inicia cojeando de una pata

 En El Algodonal, los médicos reportaron que hubo tres complicaciones de mujeres que iban a ser esterilizadas: una tuvo una perforación del intestino y fue llevada al hospital Pérez Carreño; otra presentó sangramiento y convulsiones, y quedó hospitalizada. A una tercera mujer se le descubrió un tumor en el momento de la operación y fue remitida a otro centro de salud.

Denuncia que muchas intervenciones de este plan son realizadas los fines de semana y feriados, lapsos en los que se reduce el personal que atiende a los pacientes hospitalizados y en consecuencia se compromete la vigilancia e identificación precoz de complicaciones.

“El Plan Quirúrgico Nacional, está siendo ejecutado sin que se divulguen sus objetivos, metas, planificación de recursos financieros, técnicos, humanos y de factibilidad. Tampoco se ha informado acerca de su justificación. Si bien puede inferirse que es un reconocimiento tácito de la deuda quirúrgica acumulada en los últimos 12 años en los hospitales adscritos al Ministerio del Poder Popular para la Salud, que alcanza a más de 450.000 intervenciones que han dejado de practicarse”.

La factibilidad del plan parece muy comprometida

Se ha informado que se realizarán 100.000 intervenciones quirúrgicas en 90 hospitales, en los próximos 60 días. Esto supone realizar 18 intervenciones diarias en cada hospital, lo que resulta imposible de alcanzar en las condiciones actuales, cuando los centros especializados difícilmente realizan 18 intervenciones en una semana.

Por tanto, la Red consideró como inaceptable y temerario que el hospital el Algodonal haya realizado 343 intervenciones el pasado 10 de junio, como informó el ministro Luis López.

Aún en el supuesto negado de realizar tal volumen de intervenciones, la experiencia de operativos quirúrgicos en fines de semana, en hospitales públicos, conduce inevitablemente al agotamiento de recursos e insumos, al desgaste y daño de equipos y a una sobrecarga de trabajo indeseable para el personal hospitalario. En esas circunstancias, aumentarán los errores técnicos y médicos, de diagnóstico y de conductas terapéuticas, dijeron los médicos José Félix Oletta, Carlos Walter, Ángel Orihuela, Pablo Pulido, Ana Carvajal, Oswaldo Godoy, Julio Castro, Saúl Peña y Andrés Barreto.

Lo que piden los investigadores es que las autoridades del Ministerio para la Salud consulten a la Academia Nacional de Medicina, los especialistas de la Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas, particularmente a las Sociedades Venezolanas de Cirugía, Medicina Interna, Cardiología, Anestesiología, Puericultira y Pediatría; Cuidados Intensivos y Fisioterapia y Rehabilitación, para conocer su opinión y aplicar los estándares de práctica profesional universalmente aceptados para la atención de los pacientes quirúrgicos, que garanticen la calidad de los procedimientos.



Participa en la conversación