Mientras un plan que tiene como objetivo asfaltar las calles y avenidas de Caracas toma vuelo, todos los días sale un bote de agua nuevo por tubos rotos, lo que genera filtraciones sobre el asfaltado y, por ende, una tronera adicional. Según comentan algunos habitantes y comerciantes, el número va en aumento y los organismos encargados de realizar la reparación brillan por su ausencia.

Caracas. A mediados de mayo, el Gobierno del Distrito Capital (GDB) informó que iniciaría –a poco tiempo de comenzar la temporada de lluvias– el Plan de Bacheo y Asfaltado 2019, con el cual pretende poner más de 600 toneladas de asfalto en las principales calles y avenidas de Caracas. No obstante, cada vez son más las denuncias con respecto a los huecos que obstaculizan las vías.

Tal es el caso de la avenida Nueva Granada, frente a la estación Ince del BusCaracas, donde se encuentra un hidrohueco. En realidad es un ramillete de cráteres que dificulta el paso de los carros, incluso de los 4×4. Este genera retraso sentido El Peaje-La Bandera. La única vía lisa es la del Buscaracas, pero a veces los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, PNB, no permiten el paso.

Esos hoyos son consecuencia de una filtración. Se arman lagunas y no hay quien se salve de caer en ellos. Cuando llueve la situación es más crítica porque la avenida se pone como un río rápido, para deporte extremo. Los vehículos no tienen otra opción más que pasar sobre el obstáculo lentamente para continuar su recorrido. Si estos carros vienen a alta velocidad deben frenar para que no se les espiche un caucho. ya varios conductores han caído en ellos, dicen algunos testigos.

Lee también
Al menos diez cadáveres permanecen en la morgue del Hospital Vargas desde hace dos años

Noel Chacón, habitante de Catia y quien estaba parado frente al BusCaracas, dijo que acompaña a su esposa tres veces a la semana para la Unidad de Diálisis Juan Pablo II y que el hueco lleva cinco meses. Mencionó que mientras se bota el agua, el centro médico tiene días sin el servicio para atender a los pacientes.

Los motorizados pasan por las aceras peatonales para evitar caer los charcos. Las personas que transitan se ponen en alerta y quienes trabajan en los comercios deben tener cuidado cuando se paran en la entrada.

“He visto que cada día que pasa este bote de agua se hace más grande. En definitiva esto es un espectáculo, y no he visto que alguna autoridad se preocupe por taparlo. Varios carros se han quedado atrapados en el hueco y los mismos dueños deben empujar su vehículo para sacarlo”, comentó Luis Mesa, un transeúnte de la zona.

En ocasiones, los huecos en la avenida Nueva Granada, explicó un comerciante, se han logrado tapar gracias a los vecinos del sector que se organizan con un permiso que les otorga la Alcaldía de Caracas. Buscan los materiales e incluso aportan dinero para la logística “cuando es una responsabilidad que le compete a la municipalidad y a la hidrológica”, sostuvo.

Otro hueco que obstaculiza la vía se encuentra debajo del puente San Pedro al final de la avenida Victoria. Un comerciante de la zona explicó que cada vez que pasa en su carro lo hace por el canal contrario del bote agua y esto implica retrasar su hora de llegada, pues debe dar la vuelta para llegar hasta su local.

Lee también
Al menos diez cadáveres permanecen en la morgue del Hospital Vargas desde hace dos años
Mas huecos en otros municipios 

Reportes realizados a finales de mayo la Alcaldía de El Hatillo dejaron en evidencia 120 hidrohuecos y los habitantes del municipio Baruta contabilizaron 52 botes de aguas blancas y residuales. Estos informes constataron que las roturas van en aumento, mientras que Hidrocapital solo atiende emergencias, pero si la situación “no es tan grave”, se mantienen en espera.

El deterioro de la ciudad capital se ve reflejado en el mal estado de las calles y avenidas. La mayoría de los huecos observados son producto de las filtraciones de tubos de aguas blancas, reparaciones responsabilidad de Hidrocapital. Es contradictorio que, mientras no hay agua en varios sectores del municipio Libertador, los botes de agua son una constante en la vialidad.

huecos que obstaculizan la vía
Foto: Gleybert Asencio
huecos en la avenida nueva granada
Foto: Gleybert Asencio

Participa en la conversación