El exjefe de los servicios de inteligencia de Venezuela acudió a la Fiscalía para pedir que se investiguen las acusaciones en su contra relacionadas con el narcotráfico.

Caracas. El diputado y general retirado Hugo Carvajal emitió un comunicado en el que asevera que está dispuesto a viajar a Estados Unidos para enfrentar las acusaciones en su contra por supuestos nexos con actos de terrorismo y narcotráfico.

“Confirmo mi firme decisión de trasladarme a Estados Unidos para prestar declaración siempre y cuando se me garantice la inmunidad de jurisdicción, el regreso a mi país y se levante previamente la orden de detención emitida en mi contra”, señala en el comunicado.

El exjefe de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) fue incluido en la lista de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) por supuestos vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) luego de que su nombre apareciera en el computador del guerrillero Raúl Reyes. En el texto, el militar retirado sostiene que decidió romper su silencio sobre las acusaciones en su contra para contestar a las “difamaciones” que circulan en los medios de comunicación.

“Al pueblo de Venezuela le ratifico mi compromiso con el resguardo de los más altos intereses de la nación. Eternamente seré leal a los principios por los cuales me uní a Hugo Chávez y que guían mi proceder”, agrega el dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Carvajal fue detenido en Aruba en julio 2014 cuando fue propuesto como cónsul general de Venezuela en la isla. Las autoridades locales lo retuvieron a petición de Estados Unidos, que lo solicitaba por los delitos ya mencionados. Sin embargo, al final el Reino de Holanda, al que pertenece el estado autónomo de Aruba, decidió enviarlo de regreso a Venezuela, luego de declararlo “persona non grata”.

Lee también
Vicepresidente El Aissami: acusaciones de Estados Unidos son una infamia

Solicitan que lo investiguen

Carvajal acudió en la mañana de este jueves al Ministerio Público (MP) para solicitar a ese organismo que lo investigue. Aseguró que no tiene nada que temer y que los señalamientos responden a un ataque político del estado norteamericano en contra del entonces presidente Hugo Chávez.

“Tengo mi conciencia muy tranquila, por lo que le exijo a la Fiscalía General de la República que averigüe todo lo necesario tanto en Venezuela como en Colombia”.

Agregó que las supuestas vinculaciones tienen origen en su actuación al frente de los servicios de inteligencia: “El origen de esta situación tiene que ver con mi participación en la misión de rescate al empresario Richard Boulton, quien estuvo dos años secuestrado en territorio colombiano. De esto estaban en conocimiento el presidente Chávez y el presidente de Colombia de aquel momento, Andrés Pastrana”.

Rechazó la menara de actuar del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y recordó que tiene casi nueve años en la lista de la OFAC. “No tienen nada en mi contra. No tengo ni cuentas bancarias ni propiedades en ese país. Igualmente me pueden revisar acá en Venezuela. Estoy completamente abierto para que me investiguen”.

Añadió que ha solicitado al Departamento del Tesoro, “en reiteradas oportunidades”, la revisión de su caso. “Siempre he estado dispuesto a colaborar en el esclarecimiento de la verdad. La única exigencia que hago es el respeto a los principios de presunción de inocencia, el derecho a la defensa y el debido proceso que, en mi caso, han sido sistemáticamente vulnerados por las instituciones judiciales y políticas norteamericanas, en forma arbitraria y por tanto inaceptable en un Estado de Derecho”.

Foto: Cortesía Juan José Ojeda


Join the Conversation