Las redes sociales se revolucionaron el jueves 21 de febrero ante el reconocimiento que el jefe de inteligencia de Hugo Chávez y excolaborador de Nicolás Maduro, Hugo Carvajal, hizo de Juan Guaidó como presidente encargado. A continuación, Crónica.Uno reseña su trayectoria militar, las acusaciones en su contra y su progresivo alejamiento del PSUV y el proyecto de Maduro.

Caracas. Para un presidente militar y militarista como Hugo Chávez, más importante que la fidelidad de cualquier afecto personal, era la lealtad de sus uniformados. Por eso, la persona a quien le confiaría el servicio de inteligencia después de la depuración que implicó el golpe de Estado de abril de 2002 tenía que ser de sus más cercanos, confiables y leales servidores.

Ese hombre fue Hugo Armando Carvajal Barrios, conocido como el Pollo Carvajal.

Carvajal participó junto con Chávez en el intento de golpe de Estado del 4 de febrero de 1992. Tras el ascenso de Chávez a la Presidencia, Carvajal se ocupó como director de investigaciones de la extinta Dirección General de los Servicios de Inteligencia Militar (Dgsim) entre los años 2000 y 2003. Ese año, en pleno proceso de limpieza interna de las Fuerzas Armadas, Chávez lo ascendió a subdirector de la recién creada Dirección General de Inteligencia y Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Un año más tarde, en 2004, el Pollo Carvajal asume la Dgcim, con la tarea de buscar, procesar, analizar y entregar al presidente de la República toda la información militar interna y externa necesaria para la toma de decisiones estratégicas para la seguridad interna y gobernabilidad. En otras palabras, un servicio de espionaje.

Ese hombre de confianza de Chávez y a quien Maduro le hizo un acto de desagravio en 2014 por haber sido detenido en Aruba, este jueves emitió un pronunciamiento público a través de sus redes sociales en respaldo y reconocimiento a Juan Guaidó como presidente encargado.

El mensaje

El mensaje completo del Pollo Carvajal dura unos 9 minutos y puede verse completo en su cuenta Twitter @hugocarvajal4f. Se trata de la lectura de un pronunciamiento dirigido al pueblo de Venezuela “en especial a la Fuerza Armada Nacional”, en el que hace un recuento de su carrera militar y su relación de confianza con Hugo Chávez.

Hoy me dirijo a ustedes con una doble responsabilidad, la que tengo como diputado a la Asamblea Nacional, último vestigio de democracia que se mantiene vivo en este país; pero también con la que tengo como soldado de esta Patria, integrante del Ejército venezolano”, dice.

Carvajal, quien es mayor general del Ejército, interpela a sus pares sobre el papel que tendrán en las próximas horas de cara a la exigencia planteada por Guaidó de permitir el ingreso de la ayuda humanitaria al país: “¿Cómo es que teniendo el poder de dejar ingresar la ayuda humanitaria internacional a nuestro país para salvar vidas, decidirían no hacerlo? ¿Serán tan inhumanos? ¿O es que el valor no les da para enfrentar, como deben, a quien hoy les ordena oprimir a nuestro pueblo?”.

Por último, le habla directamente a Guaidó, a quien se refiere como presidente encargado de la República: “Aquí está un soldado más por las causas de la libertad y la democracia, para ser útil en la consecución del objetivo de restablecer el orden constitucional que nos permita convocar elecciones libres”.

Lee también
Delegaciones de Guaidó y Maduro inician fase de consultas para luego volver a Barbados

FARC, investigaciones y sanciones

El primer escándalo de inteligencia bajo su dirección fue el asesinato del fiscal Danilo Anderson, ocurrido en noviembre de 2004 y por el cual aún están presos los hermanos Rolando y Otoniel Guevara.

Pero el escándalo de mayor impacto internacional, que incluso le valió sanciones por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, fue la comunicación que al menos durante el año 2008 sostuvo con integrantes de la organización terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Carvajal no niega dichas comunicaciones, de las cuales hay evidencia en el computador que el Ejército de Colombia le incautó al jefe terrorista Raúl Reyes, tras una operación militar en la frontera con Ecuador.

En su blog personal, Carvajal señala:

Las menciones en aquel computador del jefe de las FARC tienen un carácter netamente anecdótico sobre mi participación en el rescate de varios secuestrados en territorio colombiano, estando entre los casos más sonados el del empresario Richard Boulton, para el cual fui comisionado por el presidente Chávez en pleno acuerdo con el presidente de Colombia, Andrés Pastrana.

Ese año 2008 también se produjo la liberación en territorio venezolano y a expensas de Carvajal de las dirigentes políticas colombianas, secuestradas por las FARC, Clara Rojas e Ingrid Betancourt.

En marzo y mayo de 2011 se abrieron en Estados Unidos sendas investigaciones por presunta conspiración para ingresar drogas a ese país. En diciembre de 2011, Chávez sustituye a Carvajal por Wilfredo Figueroa Chacín, y lo pone a enfriar en un cargo netamente administrativo en el Ministerio del Interior.

Muere Chávez y el Consejo Nacional Electoral anuncia que Nicolás Maduro ganó las elecciones presidenciales del 14 de abril de 2013. Maduro pensaría, tal vez, que si Chávez confió en Carvajal para el cargo más sensible de su mandato por siete años, él no podía hacer menos. Y fue así como el 25 de abril de 2013, Maduro convoca a Carvajal para el cargo de director general de Inteligencia y Contrainteligencia Militar.

Lee también
El PCV sostiene que las violaciones de los DD. HH. en Venezuela no son una política estatal

El cónsul que nunca fue

Pero la confianza de Maduro en Carvajal no duró tanto como la de Chávez y el 16 de enero 2014 lo nombra cónsul general en Aruba. El nombramiento generó un impase diplomático grave. Y es que ante las acusaciones e investigaciones abiertas contra Carvajal, el gobierno holandés rechazó el nombramiento. Aun así, el militar frecuentaba la isla.

La negativa a admitir el nombramiento se confirmó en julio de ese año, a raíz de su captura por autoridades de Aruba a solicitud de la DEA. El 24 de julio, Carvajal es detenido en el aeropuerto internacional Queen Beatrix de Aruba por su presunta participación en operaciones de narcotráfico, informó el diario Nuevo Herald.

El gobierno de Maduro salió en su defensa bajo el argumento de que Carvajal era un funcionario diplomático, que tenía pasaporte diplomático y que había sido atropellado con cargos infundados. La portavoz de la Fiscalía de Aruba, Ann Angela, replicó: “La inmunidad siempre está vinculada a una función. No tiene ninguna función aquí en Aruba. No es el cónsul general; por tanto, no tiene inmunidad”, reportó la agencia AP.

Durante cuatro días se mantuvo un tira y encoge entre el gobierno de la isla, el Reino de los Países Bajos y Caracas. Incluso la Asamblea Nacional, presidida entonces por Diosdado Cabello, le brindó su pleno respaldo. Finalmente, el 28 de julio, el gobierno de Aruba le concedió el estatus diplomático y al mismo tiempo lo expulsó de su territorio. Aquí fue recibido en un acto gubernamental con bombos y platillos, encabezado por Nicolás Maduro.

En diciembre de 2014 se conoció que Carvajal había solicitado auxilio judicial al tribunal 52 de primera instancia de Caracas, para proceder con una demanda por difamación agravada continuada contra siete periodistas y editores venezolanos por haber publicado y realizado investigaciones sobre lo ocurrido en Aruba.

Lee también
Alternativa democrática regresa a Barbados para continuar negociación

Diputado y contra la constituyente

Un año más tarde, en 2015, el Partido Socialista Unido de Venezuela lo postuló como candidato por el Circuito 2 del estado Monagas, la misma entidad por la que Diosdado Cabello se postuló como cabeza de lista. Ambos resultaron electos. Carvajal obtuvo 50,04 % de los votos, frente al candidato de la Mesa de la Unidad, Miguel Véliz, que sacó 46,67 %.

El 5 de enero de 2016, el Pollo Carvajal se incorporó a la plenaria con todos sus compañeros de bancada, exceptuando el diputado de Amazonas, que al igual que los tres de la oposición por ese estado, fueron vetados por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Hugo Carvajal acudió al menos a una sesión mensual durante todo 2016, menos en el mes de julio, que no acudió ni una vez. En total, en 2016, el diputado por Monagas participó en 28 sesiones plenarias. Mientras en 2017, solo acudió a dos plenarias, ambas en enero.

El 17 de julio de ese año, un día después de la Consulta Ciudadana organizada por la oposición en rechazo a la elección de una Asamblea Constituyente, Carvajal consideró que la convocatoria fue un acto políticamente válido, “donde la sola movilización podría contribuir a disminuir las tensiones en medio del violento conflicto al que ha estado sometido el país en los últimos meses”.

El 28 de julio, en entrevista con CNN en Español, Carvajal expresó su desacuerdo con la convocatoria a una constituyente pues, a su juicio, Venezuela no estaba en condiciones de adelantar ese proceso. En esa misma entrevista, se opuso a las órdenes de captura emitidas por el TSJ contra los magistrados designados apenas unos días antes por la Asamblea Nacional.


Participa en la conversación