Hurto de cauchos y baterías deja sin carros a vecinos caraqueños

San Bernardino

De acuerdo con el sociólogo Luis Cedeño, de Paz Activa, los objetos terminan en el mercado negro o de segunda mano. En el edificio Petunia, de Los Palos Grandes, cinco hombres hurtaron 8 cauchos de dos carros en enero de este año.

Caracas. A Francis Escalona y a su familia aún los persigue la delincuencia venezolana, a pesar de estar fuera del país desde hace dos años. A su WhatsApp, en Costa Rica, le llegó la noticia de que intentaron hurtarle los cauchos de su carro, aquel que dejó en las Residencias Petunia de Los Palos Grandes, donde vivió con su esposo y dos hijos.

El suceso ocurrió en enero, a la 1:00 a. m. Y aunque solo le aflojaron un par de tuercas, otros dos vecinos no corrieron con la misma suerte, pues los presuntos delincuentes lograron cargar con ocho cauchos de dos autos, estacionados en el sótano del complejo.

De acuerdo con el sociólogo y director de la asociación Paz Activa, Luis Cedeño, no hay datos de este tipo de delito, calificado como hurto, por lo que no se conoce su extensión “aunque siempre escuchamos en la calle a alguna víctima. Por ello pensamos que estos hechos son más extendidos de lo que se piensa”.

Las cámaras de seguridad del edificio Petunia grabaron a tres hombres en el estacionamiento y a otros dos en la calle, vigilando. A pesar de que sus rostros quedaron expuestos y los vecinos hicieron las denuncias pertinentes, las autoridades no respondieron.

Este tipo de hurtos ocurre, normalmente, en edificios. Los delincuentes cargan con baterías, retrovisores, antenas, cauchos, repuestos, equipos de reproducción en muchos casos. La motivación principal es el [factor] económico, pues ante la escasez de los repuestos, estos pueden ser vendidos en el mercado negro o de segunda mano, detalló el sociólogo.

Son pocos los que reportan este delito, pues no ven posibilidades de recuperar lo perdido, además de los largos tiempos de espera para realizar una denuncia, como fue el caso de Guillermo Salas, quien vive en El Marqués.

En enero de este año, cinco hombres hurtaron ocho cauchos de dos carros en las Residencias Petunia, en Los Palos Grandes. Foto: Francisco Bruzco

En menos de un año, Salas ha sido víctima del hurto de la batería de su moto en dos ocasiones, a pesar de estacionarla al lado de la garita de seguridad. En ambas oportunidades no ha habido testigos que le digan lo que ocurrió.

Y según en conserje del complejo residencial Terepaima, en El Marqués, en los estacionamientos abren los carros para llevarse reproductores y computadores, además de repuestos.

Estas residencias azotadas por el hampa —tres de sus cinco edificios han sido víctimas de hurtos dentro de los apartamentos, en la modalidad “hombre araña”— sufren cortes de luz de manera cotidiana, por lo que las puertas electrónicas quedan abiertas para cualquiera, lo que es aprovechado por los vándalos.

Lee también
El hombre araña vuelve a robar en los apartamentos caraqueños

En el caso de Los Palos Grandes, los vecinos optaron por cambiar la compañía de vigilancia. Tal vez ellos estuvieron involucrados, porque cómo es posible que hayan hurtado dos carros y nadie se dio cuenta ni dijo nada, se preguntó Escalona.

El Marqués ha sido azotado por el hampa, con el hurto de repuesto de carros y dentro de loa apartamentos en la modalidad “hombre araña”. Foto: Francisco Bruzco

Por otro lado, Cedeño indicó que los delincuentes aprovechan las oportunidades que se les presenten para cometer el delito: Puede haber fallas en la seguridad interna o complicidad. Sitios sin luz que luzcan desprotegidos, que [los delincuentes] sepan que no serán vigilados ni atrapados, sostuvo.

Ante esto, el especialista recomendó endurecer la seguridad de los automóviles, como capos con seguros especiales, o asegurar con candados los cauchos y baterías. Asimismo, realizar marcajes de partes al enviar los autos a un taller mecánico.

En lo posible, acotó que las personas procuren estacionar dentro de centros comerciales con vigilancia constante y cerca de las cámaras de seguridad. En caso de ser víctima de hurto, exhortó a que se realice la denuncia pertinente.

Fotos: Angeliana Escalona | Francisco Bruzco


Participa en la conversación