Ilegal prisión del diputado Requesens viola derecho de los ciudadanos a ser representados

Dirigentes y militantes de Primero Justicia y otros partidos de oposición exigieron la liberación del parlamentario tachirense con protestas en las 24 sedes de la Defensoría del Pueblo. Este jueves se cumplieron 37 días de la inconstitucional detención. Aseguran que el aislamiento contra Requesens es “uno de los más severos aplicados por el Gobierno”.

Caracas. Al cumplirse 37 días de la ilegal e inconstitucional detención del diputado Juan Requesens (PJ-Táchira) la dirigencia y la militancia nacional y regional de Primero Justicia (PJ) realizó una protesta simultánea en las 24 sedes de la Defensoría del Pueblo, para exigir su liberación.

El diputado Jorge Millán (PJ-Caracas) advirtió este jueves que la prisión de Requesens viola el derecho ciudadano y constitucional a ser representados ante la Asamblea Nacional: Los diputados somos electos por circuitos y estados pero representamos a todos los venezolanos. La detención de Juan Requesens no es solo una violación a sus derechos humanos, a su derecho a luchar por un país mejor, sino una violación a cada uno de los venezolanos que tenemos derecho a tener una voz en el parlamento.

“Exigimos que Juan Requesens esté de nuevo en la Asamblea Nacional representando a los 30 millones de venezolanos que le corresponde al ser electo diputado nacional”, insistió.

Recalcó que a 37 días de la detención, la familia de Requesens no ha podido verlo, como tampoco sus abogados, lo que le impide establecer una estrategia de defensa.

Esto es propio de los regímenes totalitarios, perseguir a quienes se le oponen y tratar con crueldad a quienes luchan para que el país cambie. Esas acciones no van a hacer que el país retroceda. Este es un país que anhela cambio y eso no va a ocurrir con Nicolás Maduro que es miseria, pobreza y retroceso, dijo Millán.

No descartó que en el caso de Requesens, el Gobierno esté aplicando “uno de los aislamientos más severos” contra los más de 20 detenidos bajo las mismas acusaciones, relacionadas con el presunto atentado fallido contra Maduro del pasado 4 de agosto.

Lee también
La caja negra: AN detectó desfalco de $5.000 millones a través de los CLAP

“Esto no es un proceso judicial, es una persecución de un diputado que está secuestrado. La responsablidad no es solo de Nicolás Maduro sino de todos los funcionarios que participaron en este secuestro y que siguen participando. La justicia va a llegar y estas violaciones de Derechos Humanos no prescriben”, advirtió.

Video y foto: Maru Morales P. | Crónica.Uno


Participa en la conversación