Es inconstitucional darle funciones de vigilancia a los Clap

De acuerdo con el artículo 7 de la Ley Orgánica del Servicio del Policía no se les permite el ejercicio de las funciones a particulares. El abogado Luis Izquiel dijo que es muy grave que tengan control del orden público.

Caracas. Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) no solo controlan parte de la distribución de la comida, también tienen atribuciones para garantizar el orden público y la seguridad junto con los cuerpos de seguridad.

Así lo dice el decreto número 2.323 mediante el cual se declaró Estado de Excepción y Emergencia Económica, que entró en vigencia el 13 de mayo de 2016: “Atribuir funciones de vigilancia y organización a los Clap, a los consejos comunales y demás organizaciones de base del Poder Popular, conjuntamente con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Policía Nacional Bolivariana, cuerpos de policía estatal y municipal, para mantener el orden público y garantizar la seguridad y soberanía del país”.

Untitled-1

Esto, según el abogado Luis Izquiel, es completamente ilegal e inconstitucional, pues los civiles no pueden participar ni ejercer labores policiales.

Señaló que está contemplado el artículo 7 de la Ley Orgánica del Servicio del Policía, el cual explica claramente que los particulares no están autorizados.

“El Servicio de Policía es responsabilidad exclusiva del Estado, bajo la rectoría del Poder Nacional. En ningún concepto se permitirá ni se delegará el ejercicio de las funciones policiales a particulares”, reza el documento.

Izquiel añadió que el artículo 332 de la Constitución lo ratifica, ya que no habla sobre los órganos de seguridad ciudadana en Venezuela y no menciona a particulares como parte del sistema.

Lee también
Cómo los Clap intensifican los controles

“No se le puede dar control del orden público a los Clap, es inconstitucional. Además es muy peligroso colocar a personas que no están preparadas para esto”.

Tras el decreto quedaron muchas preguntas en el aire, faltó precisión, por ejemplo, en cuanto a la identificación de estas personas y si portarán armas, igual que los cuerpos de seguridad.

Lee también
Los Clap se manejan con discrecionalidad

“Solo queda ver qué ocurre en la práctica. Desde el punto de vista teórico tienen atribuciones en el control del orden público, pero el decreto no dice si van a poder detener personas. No está desarrollado qué harán en el control de orden público”, explicó el abogado.

Seguridad en manos de simpatizantes

El sociólogo, Roberto Briceño León, sostuvo que al darle competencia en orden público a los Clap se está poniendo la seguridad en manos de simpatizantes del Gobierno, un trabajo que van a cumplir con sesgo político.

“Son grupos paramilitares del Gobierno y esto es muy delicado. No pueden distribuir alimentos y no pueden dar seguridad. El policía y el guardia saben la consecuencia que tiene el abuso, y pueden ser más cuidadosos a la hora de actuar. Los demás no tienen experiencia con el uso progresivo de la fuerza y lo que va a ocurrir si actúan con violencia desproporcionada”.

Sostuvo que se está ante el mismo panorama de los colectivos, grupos conformados bajo la mirada de la Revolución, pues no tienen quien los castigue en caso de que violen la ley.

“¿Quién castiga a los colectivos? Si los policías se meten con un colectivo terminan destituyéndolos o van presos. Los Clap al igual que los colectivos son grupos que tienen carta de impunidad total”.

Lee también
Con los Clap los ciudadanos van a depender más del Estado para acceder a la comida

El director del Observatorio Venezolano de Violencia resaltó que los policías quedan como acompañantes de estos grupos paramilitares y parapoliciales. “Es una situación muy delicada, porque los sustituyen y los acompañan a ellos. Los policías pueden ser juzgados como cómplices aunque ellos no hayan hecho nada, por estar al lado de los Calp”.

Un funcionario indicó, de manera extraoficial, que están en descontento con esta situación y que los Clap se convirtieron en una policía paralela.

“Son grupos armados creados por el Gobierno. Lo que es ilegal lo quieren volver legal. Estos supuestos integrantes de los Clap no tienen formación, están usurpando funciones de los funcionarios”, soltó el policía con amplia experiencia.

Foto referencial: Miguel González


Participa en la conversación