El presidente de Conindustria señaló que las autorizaciones del sistema complementario son insuficientes y agregó que hay tardanzas con las operaciones en los bancos públicos.

Caracas. Los industriales cuestionaron la advertencia realizada por las autoridades de restringir el acceso al dólar complementario (Dicom) si  no se participa en la elección de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) prevista para el 30 de julio.

El presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, señaló que no se puede amenazar a los ciudadanos por no votar en la ANC y calificó de “extorsión” lo planteado por el gobernador del Táchira, José Vielma Mora, de limitar el sistema adicional de dólares.

El pasado fin de semana, el mandatario regional señaló que hay que poner una clausula: empresa, industria o persona natural que no vaya a votar el 30 de julio, no se le otorguen más beneficios del Dicom, porque es injusto que les estemos dando dólares a la derecha criminal y terrorista.

Ya en días pasados Vielma Mora amenazó a los productores agrícolas con intervenirles sus tierras si participaban en las protestas y luego el Instituto Nacional de Tierras ocupó ocho predios agrícolas. Después el gobernador se echó para atrás con su advertencia sobre los terrenos.

En el marco de la Constituyente, el Jefe de Estado ordenó a los trabajadores conformar comités para que se encarguen de buscar votantes en las empresas públicas y privadas.

El presidente de la organización indicó que los trabajadores en las plantas privadas no han recibido presiones y muchos “consideran importante que existan empresas para que haya puestos de trabajo”.

Lee también
Colectivos envían amenaza por escrito a residencias de Montalbán

Los obstáculos de la banca pública

Olalquiaga reiteró que aunque el Dicom está asignando dólares, todavía las divisas que se entregan son insuficientes para los requerimientos de las industrias.

“Las magnitudes de las transacciones no son suficientes”, aseveró. De acuerdo con las cifras oficiales, en siete subastas las empresas han recibido 157 millones de dólares. Por la restricción en la entrega de billetes verdes y las regulaciones las empresas operan a 32 % de su capacidad.

El presidente de Asoquim, Francisco Acevedo, comentó que al sector químico le han otorgado 6,7 millones para la importación de insumos, pero la deuda es mucho mayor. Destacó que “persisten los problemas con el suministro de materia prima importada y nacional, dado que lo que generan Pequiven y Sidor no alcanza, y a ello se ha sumado una menor demanda”.

Olalquiaga comentó —luego de su discurso en el Congreso Anual de Conindustria— que las industrias que gestionan el Dicom a través de la banca pública están presentando obstáculos para poder movilizar las divisas asignadas.

Esos dólares salen por goteo. Ha sido difícil movilizar los dólares en los bancos públicos. Con la banca privada sí hay fluidez, añadió.

Las instituciones financieras estatales tienen problemas para movilizar los dólares a otras entidades fuera del país porque solamente tienen un banco corresponsal pequeño. Desde que se retiró Citibank, al Gobierno le ha costado conseguir otra institución que le brinde soporte.

Antes de que arrancara el nuevo Dicom, las empresas tardaban entre tres y cuatro meses para transferir los dólares desde las instituciones estatales.

Foto referencial



Participa en la conversación