Ingredientes de las hallacas se alejan cada vez más de las cocinas venezolanas

Cuando todavía faltan más de seis semana para la Navidad, los ingredientes para las hallacas que más han aumentado fueron el pimentón, alcaparras, cebollas y tomates; mientras que las aceitunas se ofrecen hasta en tres salarios mínimo en el Mercado Municipal de Quinta Crespo.

Caracas En los mercados caraqueños ya se consiguen algunos de los ingredientes de las tradicionales hallacas; no obstante, cuando apenas comienza la temporada  navideña la escasez y la inflación acumulada han disparados los precios a niveles casi inalcanzables para la mayoría que devenga salario mínimo.

En un año, las alcaparras presentaron un aumento de 363.536%En noviembre de 2017 se ofrecían en 110.000 bolívares fuertes o 1,1 bolívares soberanos y ahora se venden a Bs. S. 4000 por kilo. Esto suma más de dos sueldos mínimos, actuales. Igualmente, el paquete de hojas de plátano para 50 hallacas se ofrecían en 9640 (0.09 bolívares soberanos) y actualmente se ofrecen a Bs. S. 50 o 5 millones de bolívares fuertes. Esto representa un aumento de 55.455%. El pimentón aumentó 454.445% en el mismo lapso de tiempo.

Es así como en diciembre de 2017, una familia de seis persona debía destinar más de ocho salarios mínimos para cubrir una cena navideña con pernil, hallacas, ensalada de gallina, pan de jamón, uvas y licores. La remuneración básica rondaba los 177.507 bolívares o 1,7 bolívares soberanos y ahora, casi un año después y luego de una reconversión monetaria que le quitó cinco ceros a la moneda, la remuneración mínima es de 1980 bolívares soberanos, los cuales tampoco han podido contra el deterioro que produce la hiperinflación.

Lee también
Precio de la carne de cerdo se dispara hasta Bs. S. 1690

Así, un kilo de encurtidos en vinagre se ofrece en 1,5 salarios mínimos y el kilo de aceitunas se ofrecen por el precios de tres salarios.

Además del constante aumento de precios, en el mercado de Quinta Crespo, la escasez también ha sido una situación regular. En el último año, la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (sundde) ha aplicado regulaciones de precios a la carne, a las verduras y hortalizas, frutas, pescados y vieres que son fundamentales para la preparación de las hallacas y que hoy se encuentran desaparecidos del mercado. Es el caso de la carne, el aceite y la harina de maíz.

Frente a esto, María Ortiz, asistente administrativa, aspira a que su núcleo familiar prepare las tradicionales hallacas. Sin embargo,  admite que la cena navideña no será igual que el año pasado y que la situación económica hace cada vez más complicado el hecho de adquirir alimentos. “Va a llevar un costo muy alto, pero nos vamos a unir. En familia vamos a ver qué puede aportar o colaborar cada uno para hacer posible la cena navideña. Quizá no podamos costear el pan de Jamón”, agrega.


Participa en la conversación