La especie más afectada fue la carpa japonesa. Estos peces fueron una donación que hizo la Embajada de Japón hace nueve años aproximadamente. Las autoridades no descartan que el agua haya sido alterada por alguna persona.

Caracas. En el lago uno del Parque Generalísimo Francisco de Miranda, conocido como Parque del Este, murieron ocho peces de las diferentes faunas silvestres que allí se encontraban, como las cachamas, siendo la especie carpa japonesa la más afectada. También se cuentan varias tortugas entre los decesos. Un usuario fue quien reportó el hecho el pasado martes.

Para la secretaria del Sindicato de Trabajadores del Instituto Nacional de Parques (Inparques), Marlene Sifontes, se trata de un hecho no habitual. Y explica que —a pesar de que hay personas que dicen que no se limpian las lagunas— estas aguas están estancadas, tienen un proceso natural, hay materia orgánica y dependen de las condiciones climáticas. Los trabajos de mantenimiento consisten en retirar algunos sucios.

A través de un comunicado, Inparques informó que se encuentran realizando labores de investigación para determinar la causa de lo ocurrido. El proceso consiste en tomar muestras del agua y realizar un análisis, así como también, de las condiciones que rodean el lago.

Aseguró que los animales cuentan con todos los cuidados de higiene, alimentación y demás atenciones para la prevención y mantenimiento de las diversas faunas. Los peces son animales muy vulnerables, y esto que sucedió es atípico, en consecuencia, no descartamos ningún elemento, y sospechamos que el agua del lago haya sido alterada por alguna persona malintencionada que haya lanzado algún agente contaminante para atacar la fauna del lago estos peces, señaló Medina.

Lee también
Gobierno prorroga por 90 días más intervención de Banesco

La especie carpa japonesa que se encuentra en el parque es un pez exótico que donó la Embajada de Japón hace aproximadamente 9 años, dice Sifontes. Estos animales tienen un alto costo monetario, son grandes y pueden llegar a pesar 9 kilos.

Sifontes mencionó que el mal olor que reportaron los usuarios demuestra que el agua no tenía oxígeno y que pudiese tener metales pesados. Parte de los exámenes consisten en estudiar el tejido de los peces y los bronquios.

Es una pérdida lamentable, sobre todo porque como parque tenemos la responsabilidad de preservar. Es por esto que deben hacerse las investigaciones, establecer las responsabilidades y tomar los correctivos, enfatizó Sifontes.

Las autoridades realizaron el vaciado y lavado del lago y una evaluación química del agua de todas las exhibiciones del parque como medida de prevención.

Retiran animales domésticos

Sifontes dice que el personal del parque se encuentra retirando del lugar a animales domésticos

Hay unos usuarios que se están quejando porque se sacaron unos gatos y perros, pero desde la creación del parque está prohibido mantener a esos animales dentro. Tenemos una fauna silvestre, en cautiverio y libres. Las ardillas están por allí, los rabipelados, y se ponen en peligro.

Fotos: Inparques



Participa en la conversación