Inseguridad podría ser la excusa para desalojar a comerciantes de San Jacinto

Inseguridad San Jacinto

Los vendedores del mercado se reunieron en asamblea para buscarle una solución al problema. De viernes para sábado ocurrió un robo en el lugar y uno de los vigilantes resultó gravemente herido. Según una de las comerciantes, al cuidador le cayeron a machetazos. Estudian la posibilidad de instalar cámaras de seguridad.

Caracas. Soledad y muchos negocios cerrados. Así luce el Mercado de San Jacinto. Durante la tarde de este martes, 7 de mayo, los locales que aún funcionan mantuvieron sus santamarías abajo. ¿La razón? Los comerciantes realizaron una asamblea para abordar el tema de la inseguridad que los afecta, pues de viernes para sábado ocurrió un robo en el lugar en el que resultó herido a machetazos uno de los vigilantes.

«Ayer en la tarde no abrimos porque hubo una reunión para hablar de eso y ver qué podemos hacer. Uno ni puede confiar en los vigilantes», comentó durante la mañana de este miércoles, 8 de mayo, una de las comerciantes mientras abría su negocio.

Dijo que sus compañeros temen que la inseguridad sea la razón por la cual se concrete el rumor de desalojo que está corriendo desde el año pasado.

Todo eso —y señala los edificios del pasaje Linares— Maduro se lo vendió a los árabes, y dicen que este terreno también formó parte de la venta», comenta la vendedora.

«Imagínate, con esto de los robos, más rápido van a venir a sacarnos. Y esos árabes que son más malos, esos no tienen contemplación», susurró.

Aseguró que los presuntos dueños de los edificios del pasaje Linares llegan todos los días muy temprano a la plaza El Venezolano y que desde ahí vigilan todo lo que ocurre en el mercado.

Lee también
Maestros exigen mejoras salariales y reciben golpes de grupos de choque ante fuerte presencia policial

Otro comerciante indicó que durante la reunión de este martes estuvieron debatiendo sobre posibles medidas de seguridad que pudieran protegerlos de ladrones, colectivos armados o cualquiera que esté interesado en dañar a quienes hacen vida en el lugar.

«Colocar cámaras de seguridad es una buena idea. Puede ser costoso, pero nos va a garantizar mayor seguridad. No las podremos poner en todos los pasillos de una vez, pero vamos poco a poco, colocamos una aquí y otra allá, y así vamos», sugirió el hombre.

Aunque no existe ningún anuncio oficial ni ningún documento que dé cuenta del desalojo del mercado, los vendedores creen que podría ocurrir de un momento a otro.


Participa en la conversación