Comunidad y residentes del Ancianato Madre Marcelina de Altavista, en Catia, cierran la calle en protesta ante la gran cantidad de basura que amenaza con enfermarlos y agravar aún más sus problemas.

Caracas. Los vecinos y residentes del Ancianato Madre Marcelina en Altavista, Catia, cerraron la calle en protesta porque la basura inunda la avenida principal donde ellos están ubicados y les está generando muchos problemas de contaminación, malos olores y la multiplicación de insectos que amenazan con la proliferación de enfermedades entre las personas de la tercera edad.

La madre Martha Lucia Botero, administradora del ancianato, planteó que el estado de salud de sus residentes es muy delicado y que, ante los graves problemas que actualmente se suscitan en el país por la inadecuada atención médica existente y la creciente dificultad para conseguir los medicamentos, la basura generará en ellos más problemas.

Por tanto, decidieron acompañar a la comunidad en la protesta del cierre de la calle. Pidieron a los vecinos que no arrojen los desechos contaminantes en las calles. A la par, solicitaron a la empresa responsable, Supra Caracas y a la Alcaldía del Municipio Libertador se aboquen a resolver los problemas de recolección y barrido que son de su estricta competencia, servicio por el cual los vecinos pagan puntualmente.

Aleida Ramos, vecina de la calle Guayaquil de Altavista, indicó que los camiones tardan entre 15 y 25 días en pasar. Por ello, acordaron en asamblea de ciudadanos la eliminación de los contenedores de Altavista.

Representantes sindicales de la empresa alegaron la grave situación financiera y técnica de la misma, la cual, según ellos, está imposibilitada técnicamente para prestar un servicio regular y de calidad para las comunidades de la parroquia Sucre. Dijeron que disponen de 15 vehículos compactadores para toda Caracas y apenas un camión compactador para atender a una comunidad grande como la catiense. 95 % de la flota está inoperante y además no cuentan con equipos suficientes.

Lee también
Se desvanece la promesa del alcalde Marvez de mantener el sur de Valencia sin basura

Los residentes anunciaron que iniciarán una campaña informativa, propaganda y de concienciación con todos los vecinos y comerciantes de la comunidad. A su vez, continuarán presionando para que la empresa responsable Supra Caracas y la Alcaldía del Municipio Libertador cumplan con sus labores.

Fotos: Cortesía vecinos



Participa en la conversación