De los cinco que existen en la región, el Gobierno ejecutó la medida de ocupación temporal en el Frigorífico Industrial de Turmero y en el Matadero de Villa de Cura. La carne sigue escaseando en la región.

Maracay. Con el pretexto de “atacar el contrabando de extracción de la carne y garantizar que llegue a las cadenas de comercialización, a los CLAP y vigilar el cumplimiento de los precios acordados”, el gobernador de Aragua, Rodolfo Marco Torres, inspeccionó dos mataderos de la región, incluidos en la lista de los 21 que fueron  objeto de una medida de ocupación temporal por 180 días prorrogables, según anunció el vicepresidente del sector económico, Tareck El Aissami, quien, además, solicitó al Ministerio Público una investigación para determinar responsabilidades de los directivos y dueños de los mataderos intervenidos.

Hemos iniciado la ocupación temporal de 21 mataderos públicos y privados por 180 días prorrogables, porque han violado reiteradamente la política de precios acordados”, declaró en rueda de prensa El Aissami, el pasado 30 de noviembre.

Al día siguiente, el mandatario aragüeño se presentaba en dos de los cinco mataderos que existen en la región: en el Frigorífico Industrial de Turmero, en el municipio Mariño, de carácter privado, y en el Matadero de Villa de Cura, ubicado en el municipio Zamora, dependiente  de la Alcaldía de Villa de Cura, pero dado en concesión a una empresa privada. Los tres restantes están ubicados en Maracay, Cagua y Las Tejerías.

De acuerdo con el presidente de la Asociación de Carniceros del estado, Marcelino Fernández, en Aragua se mataban para el desposte más de 2000 reses diariamente, pero, a raíz de la ocupación gubernamental, apenas se procesan unas 400, que solo representan 15 % o 20 % de lo que se genera en Aragua para su posterior distribución, no solo a las carnicerías locales sino también a las de Miranda, Vargas, Caracas y hasta una parte del oriente del país. Y ello porque Aragua, además de los cinco mataderos, cuenta con cinco salas de matanza con una logística que cubre el centro del país.

Lee también
Detectan un segundo caso de difteria en el Hospital Central de Maracay

Estos mataderos intervenidos reciben ganado de Barinas, Guárico, Cojedes y del propio Aragua. Para Marcelino Fernández, esta medida, lejos de resolver la crisis cárnica que atraviesa el país, la agudiza.

“Se arremete -dice- contra las líneas de producción y los mataderos, cuando el problema está en otra parte. En el campo, los productores y ganaderos padecen la escasez de insumos y repuestos y, además, están azotados por la inseguridad. Corresponde al Gobierno realizar un trabajo de inteligencia para contrarrestar y evitar el saqueo del que son víctimas los productores y ganaderos”.

“Damos garantía al sector ganadero del país que quiera arrimar sus reses al matadero de Turmero, que se efectuará su pago correspondiente a los precios acordados y que estamos obligados a hacerle el seguimiento a las cadenas de distribución y comercialización”, agregó Marco Torres durante el recorrido al FITCA, en donde, además, le garantizó a los 300 trabajadores del matadero la protección de todos sus derechos laborales durante el cumplimiento de la medida de ocupación temporal.

Fotos: Cortesía Gobierno de Aragua


Participa en la conversación