Protección Civil informó que desde el fin de semana la cota del río ha descendido y, por tanto, los riesgos son menores. Por prevención, las familias continúan en los refugios.

Ciudad Guyana. 1477 familias afectadas dejaron las inundaciones en cinco municipios del estado Bolívar: Caroní, Heres, Cedeño, Sucre y Angostura —rebautizado como tal por el chavismo, antes Raúl Leoni.

Los más afectados, de acuerdo con cifras de Protección Civil, son Caroní (entre Puerto Ordaz y San Félix), Heres (y más en concreto, Ciudad Bolívar, capital del estado) y Cedeño (con Caicara del Orinoco).

La institución apunta a que las inundaciones tuvieron su origen en los crecimientos de los ríos Orinoco, Caroní y Tacal en vista de las lluvias. En cambio, elude una responsabilidad estatal: la de la apertura tardía de los aliviaderos de la represa de Guri.

Esa apertura tardía motivó la crecida del Caroní y, por ende, su choque con el Orinoco. Ello fue lo que generó las inundaciones en las partes bajas de Puerto Ordaz y de San Félix, y afectó a más de 600 familias.

Para Rangel, todo en orden

Protección Civil desglosó los números de las consecuencias así: viviendas afectadas, 1044; personas afectadas, 6197; familias en refugios, 360; personas en refugios, 1332; refugios activos, 14.

Varias familias han asegurado que están damnificadas. Sin embargo, este jueves, el gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, las contrarió al señalar que en Bolívar no hay damnificados, solo afectados por la crecida del río Caroní. Ya comienzan a bajar los niveles del río.

Las familias continúan en los refugios. Protección Civil solicitó este jueves “2500 hamacas, 12 cauchos para vehículos Toyota chasis largo, 2500 mosqueteros, 3000 envases de agua potable y 300 colchones”. Apuntó, además, que tanto las medicinas como la comida deben ser cubiertas por los ministerios de Salud y de Alimentación, respectivamente.

Lee también
Fuerte aguacero colapsó Maracaibo

Foto: Cortesía Oriana Faoro



Participa en la conversación