La pequeña de 10 meses fue llevada a un CDI por su padrastro. Falleció a causa de un traumatismo encefálico severo, pero también presentó costillas fracturadas y traumatismo torácico y abdominal.

Caracas. Al Centro Diagnóstico Integral (CDI) de Petare ingresó una bebé de 10 meses, sin signos vitales, el pasado lunes 10 de julio a las 9:00 a. m. La pequeña llamó la atención de los médicos de guardia porque tenía muchos morados en su cuerpo y ante la sospecha de maltrato se comunicaron con los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

La niña, Yaneysis Vaamonde, fue llevada por su padrastro, quien indicó que se descompensó mientras la cuidaba en la vivienda —de la pareja—, ubicada en la terraza 10 del barrio Paulo IV, de Petare. Fuentes extraoficiales sostuvieron que murió por una fuerte golpiza.

Lee también
Padres se enteran antes del entierro que niño hallado en Caucagüita no era su hijo

Trascendió que la pequeña falleció a causa de traumatismo encefálico severo. También presentó traumatismo torácico y abdominal, derrame interno y cuatro costillas fracturadas, dos de vieja data.

Su mamá, Carolina Vaamonde, de 20 años, y su pareja Rudolf Esclusa, de 20, se encuentran privados de libertad. El joven fue imputado por el delito de homicidio calificado y la mujer por homicidio calificado comisión por omisión, por el tribunal 47 de Control del Área Metropolitana de Caracas. Se conoció que el caso quedó en manos de la fiscalía 101 del AMC.

Foto referencial: archivo



Participa en la conversación