Luego de que cinco hombres aparecieran muertos en la calle Apure con Cajigal, el pasado 27 de febrero, funcionarios del Cicpc investigan al grupo delictivo del “Cagón” pues presuntamente tomaron venganza contra un miembro de la banda del “Cáscara”, que se ocultaba en Caracas.

Caracas. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) continúan las averiguaciones del quíntuple homicidio ocurrido en la calle Apure con Cajigal de El Valle, el pasado martes 27 de febrero. Y apuntan a que dos bandas rivales del estado Trujillo guardan relación con la masacre.

Según información extraoficial, se trató de una venganza de los miembros del grupo delictivo del “Cagón” contra uno del “Cáscara”, quien presuntamente había huido de estos hombres desde Valera hasta Caracas y se refugió en ese sector de El Valle.

La madrugada del pasado 27 de febrero los vecinos escucharon una balacera y alertaron a la policía, que encontró cinco cadáveres en la sala de la casa. Las víctimas estaban atadas de manos y pies y presentaban tiros en la cabeza.

Fueron identificados por fuentes policiales como: José Aquilino Álvarez Camacho, de 29 años; Edward José Peña Andara, de 31 años; y los hermanos Javier Enrique, Jaime Emiro y Jonathan Enrique Rincón García.

De acuerdo con la investigación que llevan las autoridades, Javier Enrique Rincón García, de 29 años —una de las víctimas de la masacre— huyó desde Valera, estado Trujillo, porque presuntamente asesinó al tío de Darwin Antonio Ribas García, quien es líder de la banda del “Cagón”, y se ocultó en El Valle.

En venganza, el “Cagón” buscó al padre de Javier, Jesús Enrique Rincón Maduro, de 61 años, en su casa en Valera para obligarlo a decirle su paradero. Luego lo mató, el lunes 26 de febrero.

Alrededor de 15 hombres con chalecos antibala ingresaron a su vivienda a través de un hueco por el aire acondicionado y lo sacaron. Fue torturado hasta que confesó en qué sector de Caracas se escondía su hijo. Después le dispararon y colgaron su cadáver en un tanque del sector El Taladro.

Un día después varios hombres llegaron hasta la calle Apure con Cajigal de El Valle y mataron a las cinco personas, todos eran del estado Trujillo.

Vecinos indicaron, bajo anonimato, que de esa masacre hubo un sobreviviente. Y en efecto, fuentes extraoficiales lo identificaron como Luis Fernando Pesa Mejías, de 23 años. Actualmente, el único habitante en esa casa es el dueño.

Sus familiares acudieron a la morgue de Bello Monte tras conocerse la noticia pero no quisieron ofrecer declaraciones a la prensa.

Lee también
Se investiga sicariato en caso de cinco hombres asesinados en El Valle

Trascendió que los hermanos de Javier Enrique, Jaime Emiro (25 años) y Jonathan Enrique (27 años), se dedicaban a la venta de plátanos, traían los camiones cargados desde Trujillo.

Los tres hermanos, junto con su padre asesinado en Valera, tuvieron que ser enterrados en el estado Zulia ya que, tal y como indicaron fuentes, aparentemente no podrían realizar los actos fúnebres cerca de su vivienda ante la amenaza de muerte del “Cagón”. Los cadáveres fueron trasladados desde la medicatura forense de Bello Monte.

Lee también
Descuartizamientos: mensajes del hampa a la impunidad (I)

Megabanda entre Trujillo y Zulia

Fuentes policiales indicaron que la banda del “Cagón” y del “Cáscara” operan entre la zona rural de los estados Trujillo y Zulia, en frontera. Se dedican al cobro de “vacunas” a productores y comerciantes, secuestro, robo de vehículos y sicariato, en caso de que no cumplan con sus exigencias.

También se conoce de la banda del “Zancudo”. Entre ellas tienen rivalidades por el control de la zona y mantienen en zozobra a los habitantes.

El Cicpc de Sabana Mendoza, en Trujillo, maneja varios expedientes por homicidio que tiene el “Cagón” y que se oculta en zonas rurales, aunque nunca tiene sitio fijo de residencia. Trascendió que él junto con sus hombres tienen modalidades bastante agresivas, pues descuartizan a sus víctimas.

Así sucedió el pasado 4 de marzo, cuando fueron localizadas tres cabezas de hombres en la zona rural de El Tigre. La policía científica de Ciudad Ojeda, en el estado Zulia, realizó el levantamiento de los cadáveres y presume que el hecho fue cometido por miembros del grupo delictivo del “Cagón”.

Se conoció que una de las víctimas fue identificada como Anthony Duarte Trejo, de 19 años. Vecinos alegaron a los funcionarios que un grupo de hombres armados atemorizó a todos.

Foto: Archivo Crónica.Uno



Participa en la conversación