Algunos ciudadanos prefieren ir hasta los centros comerciales para sentir “algo” de seguridad, pues en la calles no tienen presencia policial. Muchos temen que en las aceras, motorizados les arraquen los bolsos.

Caracas. Con koalas y bolsos en las espaldas cargados de grandes sumas de efectivo, más de un usuario salió, por segundo día consecutivo, rumbo a los bancos para resguardar su dinero luego de que el presidente Nicolás Maduro diera la orden de sacar de circulación el billete de mayor denominación en el país, el de Bs. 100. Algunos hacían sus largas filas inseguros pues, al no tener presencia policial, el miedo era que pasara algún motorizado para arrancarle sus pertenencias,

“Uno nunca se siente seguro, ahorita hay que estar pendiente por todos lados. El vigilante solo está dentro del banco, pero las colas se hacen en plena calle. No hay seguridad de ningún tipo”, expresó Adrianne Blanco desde en Banco Venezuela ubicado a la altura de la avenida Urdaneta,

En la misma cola, pero de la tercera edad, se encontraban Matilde Carreño y Zoila Valverde, ambas llevan sus dos días de banco en banco para realizar sus depósitos de los billetes marrones, aunque siempre con el temor encima: ya Valverde supo de un robo en Catia, zona donde vive.

“Para hacer los depósitos allá está peor, por el bululú de gente como por la inseguridad. Ayer en la tarde, en plena cola en la plaza Sucre pasaron unos motorizados y robaron a las personas que estaban de últimos en la colas. Ahorita tú no estás seguro en ningún lado” (sic), destacó la señora.

Lee también
“No hemos terminado de pagar préstamos en el banco y nos saquearon”

En un recorrido realizado por Crónica.Uno en varias entidades bancarias, se constató que pocas oficinas prestan seguridad a sus usuarios; por ejemplo, sucursales ubicadas a lo largo del bulevar de Sabana Grande no contaban con vigilancia permanente. Y en pocos espacios se apostaban los vigilantes, dado que estos solo se encargaban de ordenar las colas y repartir los numeritos.

El mismo panorama se vislumbró dentro de las instalaciones del centro comercial Sambil, sitio al que muchos eligieron ir para sentir “algo” de seguridad, no obstante, el miedo estaba latente en el lugar.

Foto: Crónica Uno / Miguel González
Muchos esperaban sus turnos sentados en el piso por la lentitud en las transacciones

Doris Hurtado, quien se desempeña como abogada, estaba de última en la cola de la agencia del Banco de Venezuela del conocido centro, y expresó estar nerviosa en las calles. Le preocupa pasar un susto por las pacas de billetes que lleva la gente encima, y más por la época decembrina que se juntó con el decreto presidencial: “Hay que tomar previsiones, hay mucha inseguridad y los montos que se están manejando son altísimos. Esta noticia nos agarró desprevenidos y ahora estoy nerviosa de cambiar los billetes con la inseguridad que tenemos encima”.

Miselsi Reveron también se decantó por la oficina del Banco Occidental de Descuento que está en el centro comercial en vez de hacer sus operaciones en las oficinas de las avenidas. “Siempre te llegan los motorizados apuntando con armas para arrancarte el bolso, y en las calles ni siquiera ves seguridad”, sostuvo la señora, quien agregó que perdió todo su día de trabajo solo para realizar su transacción.

En el Bancaribe ubicado en Montalbán, algunos estaban estresados por la cantidad de gente que pasaba a la agencia saturada con las pacas de dinero, a pesar de que el banco contaba con la presencia de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Lee también
La ausencia de pan le saca canas verdes a los venezolanos

Asimismo, el Banco Exterior en la avenida Urdaneta tenía dos efectivos policiales en sus puertas, pero no había ciudadanos formados para ingresar.

En la avenida Fuerzas Armadas, la presencia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se mezclaba con las rutinarias colas para adquirir productos regulados y las aglomeraciones en las salidas de los bancos.

Desde las 5:00 am estaban los usuarios haciendo colas para depositar los billetes
Las largas colas estaban sin resguardo policial

Por decreto

El pasado domingo, el Jefe de Estado ordenó sacar de circulación el billete de Bs. 100 en un plazo de 72 horas, que comenzaron a transcurrir desde el pasado martes, puesto que el lunes fue día bancario.

Según el mandatario, la medida es para controlar el contrabando de billetes, e indicó que los ciudadanos podían canjearlos o depositarlos. Este decreto ha generado que los usuarios realicen largas colas —que llegan a ser de una cuadra—, en las entidades financieras para resguardar su dinero dado que a partir del jueves el billete marrón quedará sin efecto.

Fotos: Miguel González



Participa en la conversación