El ministro informó que existen 19 personas detenidas por el supuesto intento de asesinato a Maduro y que hay 18 más que están siendo solicitadas por las autoridades venezolanas.

Caracas. La trama del supuesto intento de asesinato en contra del presidente Nicolás Maduro sigue avanzando y este viernes, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, informó oficialmente que el gobierno chavista giró un código rojo de la Interpol para la captura del diputado y expresidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, por su presunta participación.

En una rueda de prensa con medios internacionales, el también vicepresidente sectorial para la Cultura, informó que para la fecha van 19 personas detenidas por el suceso del pasado 4 de agosto y que además el Estado venezolano va tras la pista de 18 más, aunque no se informó sobre sus identidades.

Como “prueba” de la participación de los diputados Juan Requesens y Julio Borges en el supuesto magnicidio, Rodríguez mostró un video en el que se ve a Requesens confesando haber ayudado a Juan Monasterios a ingresar a Colombia desde Táchira a solicitud de Borges.

Las declaraciones de Requesens, que no se sabe en qué circunstancias fueron obtenidas ya que se le ha negado la asesoría legal que por ley le corresponde, solo se limitan al ingreso de Monasterios, alias Bons, al vecino país, y en ningún momento hacen referencia a la intención de matar a Maduro.

Según lo que dice el parlamentario en el video, que, según afirma, fue hecho el 9 de agosto, Requesens señala que todo que contacto con Monasterios se hizo a través de mensajes de texto, nunca hubo contacto físico. Mauricio Jiménez, un supervisor de emigración, habría sido el enlace empleado para permitir el ingreso de Monasterios a la vecina República.

Lee también
Sindicato de trabajadores cementeros exige liberación de Luis Chaparro

Un diputado [Requesens] que supiera que un prófugo [Monasterios] de la justicia venezolana estaba intentando cruzar la frontera debía contactar de inmediato con las autoridades para que fuera capturado, opinó Jorge Rodríguez.

Un “se le respetaron sus derechos” poco creíble

“Ahí lo pueden ver, se le respetaron todos sus derechos”, manifestó Jorge Rodríguez tras mostrar en la rueda de prensa el video con la supuesta confesión de Requesens. Sin embargo, solo horas después apareció un segundo material audiovisual en redes sociales en el que se apreciaba al diputado de PJ en mal estado físico: el material lo mostró claramente desorientado y semidesnudo. Las imágenes más impactantes, sin embargo, fueron las de su ropa interior manchada de excrementos.

El video abre la duda sobre el verdadero estado físico del parlamentario, cuya verificación le ha sido negada a sus abogados. La visita de familiares tampoco está permitida. De manera que hay al menos dos derechos que no se le han respetado al dirigente.

Foto: Cortesía @mppcivzla


Participa en la conversación