El traumatólogo fue detenido el pasado 20 de mayo mientras desayunaba, en El Hatillo. De acuerdo con los abogados del caso, el galeno perdió la audición de su oído derecho por los golpes recibidos, así como la sensibilidad en sus manos por el daño de las esposas.

Caracas. Mi papá es mi héroe y amigo. Nadie está preparado para recibir estas noticias. Basta un segundo para que te cambie la vida y cuando recibí la noticia [de la detención], puedo decir que me cambió la vida, fueron las palabras de Vicky Marulanda, a través de Radio Caracas Radio, sobre su padre José Alberto Marulanda Bedoya, detenido por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgecim), el pasado 20 de mayo.

Marulanda es médico cirujano del Hospital Clínico Universitario de la Universidad Central de Venezuela (UCV), de donde es egresado y coordinador del posgrado en Cirugía de Manos. Fue detenido en la urbanización Solar de El Hatillo, en Miranda, mientras desayunaba.

Luego de pasar cuatro días incomunicado, fue presentado a tribunales militares —a pesar de ser civil— por traición a la patria e instigación al odio. Actualmente, se encuentra recluido en la prisión de Ramo Verde, ubicada en Los Teques, junto con el también doctor William Aguado, detenido el 15 de enero.

Sin embargo, de acuerdo con la organización Foro Penal, el cirujano no cometió un crimen y su detención se realizó por presuntamente mantener una relación sentimental con una oficial de la Armada Nacional, involucrada en supuestas reuniones para llevar a cabo un levantamiento militar. Hasta ahora, no se conoce el paradero de la mujer.

Esta persona no solo fue detenida por fines políticos, fue torturada, fue guindada a un tubo con esposas, esto ocasionó que sus manos se durmieran, no tiene sensibilidad en las manos, dijo Alfredo Romero, director de Foro Penal, en rueda de prensa el pasado 25 de mayo.

Lee también
ONU: Corte Penal Internacional debe involucrarse más en investigar violaciones de DD. HH. en Venezuela

María Fernanda Torres, abogada de Foro Penal señaló en entrevista con NTN24, que conversó con el médico en su audiencia de presentación, el 24 de mayo, en la cual le expresó que fue torturado durante su detención. Asimismo, le mostró las marcas de las esposas en las manos y muñecas. Tenía que hablarle por el oído izquierdo, porque por el derecho no me escuchaba. Tenía un moretón en la planta del pie.Y la tortura psicológica que también forma parte del esquema.

Desde entonces, el gremio de la salud se ha pronunciado en rechazo a la detención arbitraria. Como la Sociedad Venezolana de Neurología, que el pasado 29 de mayo, a través de un comunicado, expresó:

Como sociedad médica, repudiamos enérgicamente toda forma de maltrato a la integridad física de cualquier ser humano y en este caso en particular la de un médico, quien además labora en un hospital público al servicio del más necesitado, se lee en el texto. En el mismo, piden la liberación del galeno y la garantía de sus derechos humanos.

La Alianza Venezolana por la Salud también fijó posición el 30 de mayo, al condenar las torturas a la que han sido sometidos tanto Marulanda como Aguado, y pidieron que se cumpla el debido proceso.

El médico también posee la nacionalidad colombiana, por lo que Andrés Pastrana, expresidente de Colombia, hizo un llamado al actual presidente, Juan Manuel Santos y a la canciller María Ángela Holguín, para pedir por la liberación del detenido.

Mariana Ortega, quien lleva el caso del traumatólogo, explicó en entrevista de Radio Caracas Radio que se han diferido tres audiencias preliminares, aún sin fechas, y que esa fase del proceso penal debería ocurrir en 15 días.

Lee también
Bomberos de la UCV buscan voluntarios

De la misma forma, se han presentado las denuncias por las presuntas torturas. Sin embargo, el tribunal no aceptó la acción.

Foro Penal ha denunciado en reiteradas ocasiones que todo el proceso ha sido ilegal e inconstitucional, pues de acuerdo con la ley, una vez que una persona ha sido detenida, debe ser presentada ante tribunales en 48 horas. En el caso de Marulanda, esto ocurrió después de estar cuatro días incomunicado.

“Hay violación de los Derechos Humanos, de la defensa, del debido proceso. Es sistemático los tratos crueles, las torturas psicológicas”, denunció su abogada.

Según conteo de Foro Penal, dado hasta el 1º de junio, actualmente se encuentran detenidos más de 300 presos políticos.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación